Un parte de normalidad sobre el transcurso de la jornada electoral en Cundinamarca dieron las autoridades departamentales en cabeza de su gobernador, Álvaro Cruz Vargas, quien manifestó que con excepción de cuatro incidentes menores en Soacha, La Vega, Caparrapí y Pandi, los comicios se desarrollaron sin contratiempos.


Durante la jornada, el gobernador Cruz recorrió varios municipios de la sabana donde supervisó que las elecciones se efectuaran con las garantías necesarias. Al finalizar el proceso electoral, el primer mandatario cundinamarqués reconoció el compromiso de cada uno de los habitantes del departamento para que las votaciones se dieran sin inconvenientes ni situaciones que alteraran el orden público.

«Nos comunicamos con los comandantes de policía de varios municipios de Cundinamarca, quienes nos reportaron tranquilidad y normalidad en la jornada electoral. Asimismo, el comandante de la XIII Brigada se traslado a Caparrapí, La Palma y Viotá para realizar control del área, pero no se reportó ninguna novedad. En Venecia-Cabrera se presentaron algunos inconvenientes por derrumbe en la zona, por lo que debió utilizarse como vía alterna Arbeláez-San Bernardo», dio a conocer el gobernador Cruz Vargas.

En Soacha se reportó el atraso en la apertura de la jornada en dos puestos de votación, situación que se solucionó 40 minutos después.

Cabe señalar que los distritos de policía de Cundinamarca mantuvieron comunicación permanente con el gobernador del Departamento. Asimismo la Policía de Cundinamarca, el Ejército Nacional, el CTI Cundinamarca, el Cuerpo de Bomberos y el Centro Regulador de Urgencias, trabajaron de manera conjunta y garantizaron que los sufragantes cuundinamarqueses ejercieran sin inconvenientes su derecho al voto.