Gracias a la denuncia de varios ciudadanos, este medio comprobó que en Soacha se roban hasta las tapas plásticas de los contadores de agua. Un ejemplo de lo sucedido ocurrió en la carrera 7 con calle 26, frente a un almacén de venta de motocicletas, sin embargo al recorrer las calles se comprobó que esta clase de hurtos es más frecuente de lo que se piensa.

 Al finalizar octubre, en la carrera 7 frente al  No. 26-45, se hurtaron  la tapa del contador del agua. “Hace como dos años se robaron la tapa original y en ese entonces mi jefe mandó a hacer una de plástico reciclable para que no se la llevaran, pero de nuevo alguien la quitó  y dejó ese hueco que representa un peligro para los peatones”, dijo una empleada del almacén de venta y reparación de motocicletas.

En este hueco ya se han caído varias personas

Lo peor es que quedó un hueco que ahora está lleno de basura y representa un peligro para los peatones, tal y como ocurrió con Yamile, quien denunció por Facebook el hecho: 

“El pasado 31 de octubre hacia las 8 de la noche transitaba sobre esta esquina y debido a la oscuridad no vi el hueco y me caí,  golpeándome las rodillas, una de las cuales está inflamada aunque no es nada grave”, aseguró.

Pero al caminar por la séptima, este medio comprobó que tres cuadras más adelante, frente al número 24-15, falta otra tapa.

Lo delicado en estos casos es que la Empresa de Acueducto  y Alcantarilla de Bogotá no responde, y el costo debe ser asumido por el usuario.  “Es el propietario del predio el que debe comprar la tapa, y para ello tiene dos posibilidades: que la solicite a la empresa para que ellos la instalen y luego se la cobren en la factura del agua, o el dueño del predio puede comprarla por su cuenta para proteger el contador”, dijo Hugo Alfredy Hurtado, director de Servicios Públicos de Soacha.

La comunidad hizo un llamado a la policía para que esté más atenta de quienes hurtan  las tapas de los contadores, porque en ningún caso han capturado a los responsables.