Un numeroso grupo de aproximadamente 100 estudiantes de la Universidad de Cundinamarca sede Soacha se unió al Paro Nacional Indefinido que comenzó desde hoy, cuyo propósito es rechazar el Proyecto de Reforma a la Ley 30 de 1992, radicado la semana pasada en el Congreso por la Ministra de Educación, María Fernanda Campo.


Organizaciones, colectivos estudiantiles, alumnos de las universidades públicas que residen en el Municipio y algunos estudiantes de colegio, protagonizaron esta manifestación que inició en el campus de la UDEC y se desplazó por la Troncal de TransMilenio en la Autopista Sur hasta llegar a Bogotá, donde se encontraron con los manifestantes que se dirigían hasta la Plaza de Bolívar:

“Estamos rechazando de forma contundente el proyecto de Reforma a la Ley 30 de 1992; no sólo están los estudiantes de la UDEC sino también aquellos que vivimos Soacha y desarrollamos nuestras labores en Bogotá, así como también algunos alumnos de colegio y dos colectivos estudiantiles, como son ‘Despertarte’ y ‘Disidencia’. Desde que se conformó la Mesa Amplia Nacional Estudiantil (MANE) en marzo pasado, se ha planteado una agenda que tiene como objetivo tumbar esa Reforma. En ese sentido durante hoy y mañana vamos a tener una serie de jornadas en las que se realizará un paro coordinado entre todas las universidades públicas del país y un gran sector de las universidades privadas que también se verán afectadas con este proyecto”, explicó Heiner Gaitán Parra, Estudiante de Ciencia Política de la Universidad Nacional.

Gaitán también se refirió a la inconformidad que se tiene respecto a algunas políticas que en materia de Educación se han manejado desde el Gobierno Municipal, como por ejemplo la poca participación en la Universidad de Cundinamarca y las concesiones (Ciudadelas Educativas). Así mismo, se denunció el uso de los convenios como estrategia electoral de algunos candidatos y la falta de garantías para los soachunos que estudian en Bogotá.

“En este momento somos la Universidad Pública más cara que tiene Colombia, no hay ningún derecho para que nos privaticen la Educación, pues el hecho de que nosotros no seamos ricos, no quiere decir que nos humillen de esa manera. No se justifica que como el Estado no tiene plata, quieran cobrarnos a nosotros eso y pretendan privatizar las universidades públicas”, agregó Rossy Sánchez, Estudiante de la Universidad de Cundinamarca.

Desde hoy entramos en Asamblea Permanente

Así lo aseguró Johan González, estudiante de Ingeniería Industrial de la UDEC, al manifestar las exigencias que desde la institución se tienen para los gobiernos Departamental y Nacional, no sólo con relación a la Ley de Educación Superior, sino también la crisis financiera y administrativa de este claustro universitario:

“A pesar de que hubo un intento de represión por parte del ESMAD al querer irnos por la Autopista Sur (fui arrestado por unos segundos por parte de los agentes), eso no fue un impedimento para que tuviéramos una gran participación en esta Jornada Nacional, fuimos la primer Universidad que se movilizó hoy en el país. Estamos aquí porque nos encontramos inconformes por el Proyecto de Reforma presentado por la Ministra de Educación, pues no queremos que nos privaticen este Derecho, dado que aunque dicen que ya no hay capital privado, si nos preocupan situaciones tan delicadas como los incrementos en las matrículas y la imposición de créditos educativos, que también es privatización”, expresó González.

Frente a la crisis, el Líder Estudiantil sostuvo que la sede no tiene buenas condiciones físicas y administrativas y que con la Reforma (dijo) ‘se nos van a tirar la Universidad’, pues argumentó que aunque cuentan con programas de Postgrado, aún es lejana la posibilidad de acceder a doctorados y maestrías:

“Sin eso no somos Universidad y por el contrario volveríamos a ser el ITUC (Instituto Técnico Universitario de Cundinamarca). Por eso desde hoy entramos en Asamblea Permanente, pues vamos a seguir con el Paro Indefinido y a apoyar la propuesta que ha hecho la MANE”, concluyó González.