Recolección de basura, siembra de árboles y desparasitación de mascotas, fueron las actividades que se realizaron en este ecosistema durante la jornada realizada ayer viernes por la Dirección de Gestión Bioambiental, la CAR, Aseo Internacional y por supuesto la comunidad.


La actividad contó con poca participación de la comunidad y un equipo de nueve personas de las autoridades ambientales antes mencionadas.

“El objetivo ha sido evitar la expansión urbana sobre este sector del Humedal y tratar de hacer una reforestación con árboles de Sauco en conjunto con la comunidad, de igual manera hemos hecho una jornada de aseo donde se recogieron las basuras que estaban sobre la ronda intervenida, dando continuidad al trabajo que se había hecho unas semanas antes en Villa Italia”, explicó John Pedro Cometa, Director de Gestión Bioambiental.

A propósito de lo anterior, la visita se hizo en conjunto con la Dirección de Espacio Físico y Urbanismo, dependencia que acudió al sitio para verificar las afectaciones que se presentan en ese sentido. “A pesar de que es evidente debe darse un concepto técnico oficial sobre el tema, algo que ya se verificó y se confirmó para que se hagan los requerimientos necesarios. Presentaremos un informe hoy mismo a la Inspección Primera de Policía para que se tomen las medidas pertinentes y se proceda al levantamiento de estos asentamientos”, agregó Cometa.

A su turno Luz Ayde Herrera, Presidenta de la JAC de Villa Luz, habló del trabajo que junto con su comunidad ha venido realizando para la recuperación y la protección de este ecosistema, por medio de una huerta y la adecuación de espejos de agua que son utilizados para criar especies como patos y cisnes.

“Hoy hemos sacado bastante basura, pues la intención de la JAC y de la comunidad misma es proteger el humedal y la ronda de los 30 metros establecida por la CAR. Sabemos que quizá hicimos algo que no es correcto como fue el cerramiento de la ronda, pues en esta parte estamos cultivando unas verduras desde hace aproximadamente cuatro meses, una labor que iniciamos después de darnos cuenta que un grupo de desplazados ya estaba midiendo el sitio para ubicar lotes”, explicó la líder comunal.

Herrera agregó que la actividad que desarrollan sobre la ronda ha sido informada a la Inspección Policía debido a que la CAR y la misma Alcaldía han mostrado algunas contradicciones, sin embargo “lo único que yo digo es que nuestra intención es ayudar a cuidar tanto la ronda como el humedal, por lo tanto el día que las autoridades nos den una garantía de que no va a haber urbanización como ocurrió en Arizona y en Ducales, con mucho gusto quitamos el cerramiento y entregamos la ronda. Es de destacar que nosotros hacemos los cultivos y cuando sale la cosecha, la vendemos a un precio módico, de manera que la ganancia sea utilizada para preservar estos espejos de agua que hemos logrado adecuar acá”, finalizó.