Así se resume la situación que desde hace aproximadamente veinte días viven los residentes de este sector de la comuna cuatro, quienes han tenido que aprender a convivir con sus residuos, debido a que los camiones de Aseo Internacional sólo hacen los recorridos por la vía principal del barrio.


Una verdadera emergencia sanitaria es la que vive esta comunidad, pues a la par que los desechos permanecen a campo abierto, ya han empezado a aparecer plagas, enfermedades y mal olor, todo esto sumado a la creciente contaminación que se ha propiciado gracias a las quemas realizadas por algunos de los vecinos, que al no encontrar otra forma de deshacerse de la basura, han optado por recurrir a estas prácticas para quitarse la molestia de encima.

“Desde hace como unos 20 días tenemos una anomalía con el Servicio de Recolección de Basuras, pues los camiones no están pasando por el barrio, lo cual está afectando a toda la comunidad. Aquí se arroja la basura en cualquier lado y sin importar qué sea, tiran escombros, residuos y hasta perros muertos. Los niños y nosotros los adultos nos estamos viendo bastante perjudicados con ese desorden y ese desaseo, muchos ya tenemos problemas de salud”, explicó Mariela Contreras, habitante de Ciudadela Sucre.

Frente a la problemática existen dos versiones. La primera indica que la ausencia de los camiones se debe a que hace unos días uno de estos chocó contra una vivienda provocando que se derrumbara, razón por la cual su propietaria impidió que los vehículos siguieran transitando por el lugar. La otra, señala que Aseo Internacional aduce que la dificultad se presenta a causa del pésimo estado de las vías y que por ende es casi imposible que uno de sus automotores transite por ahí, razón por la cual sólo hacen la recolección por la vía principal.

“En realidad no sé qué es lo que pasa en este sector, por eso debemos ponernos las pilas, pues estamos en una situación crítica. Aquí necesitamos el servicio al igual que en cualquier otro barrio”, expresó José Ángel Fernández, habitante del sector.

“A la gente le queda muy fácil botar la basura al barranco a pesar de que yo misma les diga que por favor lo hagan en el contenedor que hay en la parte baja. A cambio, lo único que recibo son agresiones y malos tratos. Las plagas han empezado a aparecer, el mal olor es insoportable y las enfermedades evidente, por eso yo soy una de las que optó por quemar la basura, pues prefiero hacer eso que ver esa ‘cochinada’ ahí en las calles”, agregó Contreras.

“El problema es gravísimo, no sólo para mí sino para todos los vecinos. Aquí todo mundo viene a botar basura y si uno les dice algo entonces lo tratan mal e incluso corre el riesgo de ser agredido, pues como el camión recolector no viene hasta acá, entonces las personas arrojan sus desperdicios donde más fácil les queda. El camión pasa día de por medio, pero sólo lo hace por la vía principal, es decir que si hacemos como cualquier otra persona que deja su bolsa de basura en la puerta de su casa, ahí se nos queda porque no la recogen”, indicó Daniel Rojas, vecino del sector.

Periodismo Público habló con Alid Dayana Aldabán, Coordinadora de Relaciones con la Comunidad de Aseo Internacional, quien en efecto, confirmó que el problema se debe a las pésimas condiciones en las que se encuentran las vías de Ciudadela Sucre, explicando que en varias ocasiones los camiones se han quedado atascados con amenaza de volcarse a causa de la inestabilidad del terreno por donde transitan, sin embargo afirmó que por parte de la compañía:

“Habría que hacerse una inspección ocular para verificar con el supervisor de qué manera se podría acceder al lugar para recoger las basuras, pues en este momento sólo se puede ingresar por la vía principal. En cuanto al rumor del camión que se impactó contra una casa, si en realidad hubiera pasado, la empresa estaría notificada”, sostuvo Aldabán.

La mencionada inspección quedó programada para este lunes 10 de octubre a partir de las 9am, por lo cual se espera que desde la semana entrante se dé una solución a la dificultad que presentan las personas de Ciudadela Sucre.