Sin descartar una alianza con otro candidato o movimiento político, el aspirante a la alcaldía Milton Rivera propuso las gerencias por comuna, una especie de alcaldías menores para Soacha. Habló también de temas como la infraestructura y la inseguridad, y en la parte educativa le apuesta al bilingüismo; le apunta a la unidad, pero cuestiona los egos políticos y personales, y el endiosamiento de algunas personas.


pp-68.jpg

PERIODISMO PUBLICO: Es usted oficialmente candidato a la alcaldía, ya tiene el aval por el partido Conservador?

MILTON RIVERA: Sí, ya tengo el aval. Me lo dieron el día martes de la semana pasada en la gobernación de Cundinamarca.

PP: Algunos dicen que usted no puede ser candidato por haber sido contratista del municipio ¿qué es lo que pasa con ese tema, es eso cierto?

MR: No. No existe inhabilidad alguna; el Directorio Conservador revisó mi hoja de vida, analizó mi situación financiera y todo está claro. Los documentos se dejaron en la dirección jurídica del partido conservador y como no existe inhabilidad alguna, me dieron el aval para ser alcalde de Soacha en el próximo periodo.

PP: En qué momento pensó usted en ser candidato, fue algo planeado o nació de la noche a la mañana…

MR: Eso lo venimos hablando hace cuatro años con unos amigos conservadores, nos pusimos a pensar que Soacha y el partido Conservador necesitaban una nueva alternativa y duramos madurando la idea tres años. En el mes de febrero de este año empezamos a buscar líderes, hubo muchos nombres, algunos no aceptaron y en algún momento, al calor de unos tinticos, puse mi nombre a consideración, no disgustó, se maduró la idea y aquí estamos.

PP: ¿Y para qué quiere ser alcalde?

MR: Creo que Soacha necesita un nuevo futuro, necesita planeación y seguridad, y hay que partir de una seguridad política. La clase política del municipio ha venido en una jauría, en una guerra impresionante en los últimos años; los que hemos estado en la última década viviendo muy de cerca los eventos políticos nos hemos dado cuenta que existe una rivalidad casi visceral entre todos los candidatos, seguimos en las mismas luchas políticas, en las mismas refriegas; entonces considero que es el momento en el que el partido conservador pueda liderar una alianza con toda esa clase política, una paz política en Soacha para lograr que el municipio se desarrolle, que progrese de una forma sostenida y uniforme con un futuro por lo menos a 20 años.

PP: ¿Es fácil hacer una alianza, no sólo con los conservadores, sino con las otras corrientes políticas?

MR: No es fácil, es bien complicado, sobre todo en el tema de los egos políticos y personales, y por el endiosamiento de algunas personas. Eso hace que las uniones sean difíciles, pero yo vengo diciendo a los candidatos que seamos altruistas, conscientes y nos bajemos de esos egos, de esas nubes en las que depronto algunos pisamos por fama o inexperiencia. Es difícil, pero nosotros seguimos trabajando y vamos a ver a cuáles de ellos impulsamos para empujar este carro que se llama Soacha.

PP: Algunos candidatos dicen que definitivamente la alcaldía se gana con alianzas, ¿comparte usted esa idea?

MR: Completamente. Yo creo que no hay un candidato que pueda decir que gana solo, el tema pasa por la capacidad mental de cada uno de los candidatos y grupos políticos, si tienen el altruismo suficiente para dejar esos egos a un lado y trabajar todos por el municipio, se pueden hacer las cosas de una forma limpia y transparente, no hablando mal del otro, hay que ganarse el respeto y sacar a flote la cordialidad y la sinceridad para hacer alianzas.

PP: Qué le falta al municipio para tener madurez política?

MR: Yo creo que un cambio generacional de líderes, creo que es la hora que Soacha empiece a pensar que esos líderes tradicionales que han sido importantes en el municipio empiecen a pensar en escenarios distintos al de la Alcaldía. Hay que buscar espacios en el departamento y la nación, hay que unificar ideas y esfuerzos, empezar a organizar ese equipo político a futuro donde podamos tener senadores, representantes, diputados, y por qué no en cuatro u ocho años pensar en un gobernador de Cundinamarca soachuno, creo que estamos perdiendo oportunidades de oro para nuestro municipio, para nuestras comunidades.

PP: Usted ha venido hablando de cuatro grandes temas. Comencemos con educación, ¿cuál es su propuesta específica?

MR: En Soacha he tenido la oportunidad de hacer bastantes ciudadelas educativas. Creo que hay que avanzar más en la infraestructura del sistema educativo del municipio, hay que pensar en extender las jordanas estudiantiles a por lo menos ocho o nueve horas para que los muchachos estén el suficiente tiempo en las instituciones educativas, tengan esparcimiento, puedan hacer deporte. La idea es evitar que los estudiantes estén las tardes o las mañanas en las casas o en las calles solos. Otro aspecto que propongo es el bilingüismo; creemos que si hacemos una Soacha bilingüe estamos generando oportunidades para los jóvenes, no es lo mismo un empleado con un bachillerato clásico que uno con un bachillerato bilingüe.

PP: Hablando de infraestructura, ¿qué propone usted para mejorar las vías y ampliar la construcción alcantarillados en Soacha?

MR: El municipio viene bastante rezagado en estos dos aspectos, y preocupa más con la construcción de los megaproyectos de vivienda. Creo que hay que hacer un pare, empezar a planear y decir realmente cuánto vale la adecuación y la modernización de nuestra infraestructura vial, de la infraestructura de acueductos y alcantarillados. Hay que pensar en cambiar muchas redes, pero tenemos que saber cuánto vale todo eso; yo diría, por ejemplo, que solucionar el problema de alcantarillado puede pasar del medio billón de pesos, al igual que el tema de vías. Entonces solucionar estos dos aspectos en los próximos cuatro años, para alcanzar los niveles medianamente adecuados, requeriríamos de un billón de pesos. Hay que comenzar a planear grandes avenidas, pero que tengan salida y desembotellamiento con otras similares, hay que comprar predios, hay que pensar en un sistema interno de transporte masivo pero no con buses que salgan de Ciudad Latina a Ciudadela Sucre con racimos humanos en las puertas, y para mejorarlo hay que hacer la infraestructura adecuada.

Por ejemplo a la comuna cuatro le vendría mejor un anillo vial adecuado, que el mismo sistema Cazucable, para que la gente pueda llegar con su transporte interno mucho más cerca. Seguramente costará el mismo dinero, pero es mucho más viable y rentable socialmente hacer una vía donde la gente pueda llegar más fácil.

PP: Estaríamos hablando entonces de una planeación a largo plazo, de cuánto tiempo sería?

MR: Los grandes problemas de Soacha no se solucionan a un año. Soacha es una ciudad que pasó de 70.000 habitantes hace diez años a 500.000 hoy en día y en dos años vamos a pasar del millón de habitantes, por lo menos en censo porque considero que ya superamos el millón, y esos grandes problemas necesitan grandes soluciones; por eso hay que proyectar nuestro municipio por lo menos a 20 años.

PP: Y el tema de inseguridad que tanto caos ha generado últimamente, ¿cómo se podría contrarrestar?

MR: Yo tengo una política más de educación en el tema de seguridad, obvió que hace falta más fuerza pública, pienso que hay que hacer por lo menos una gran estación de Policía en cada comuna donde tengamos agentes profesionales y con los implementos necesarios. Pero también creo que la inseguridad en Soacha pasa por dos temas: Uno, es el desempleo; para eso hay que crear unas políticas públicas con los industriales y con los comerciantes de Soacha donde conjuntamente con el concejo podamos buscar una alternativa de manejo de cesión de impuestos, de años de gracia con la industria para que le de empleo a la gente del municipio. Y el segundo aspecto está relacionado con la delincuencia juvenil, para eso planteamos el tema de la educación con jornadas extensas.

PP: Usted propone las famosas gerencias por comunas, digamos algo parecido a las alcaldías menores, ¿para qué la propuesta y cómo funcionaría?

MR: Soacha en dos años va a tener tres veces lo que tiene Pereira en habitantes, pero la administración de nuestro municipio sigue siendo de pueblo. Tenemos la misma alcaldía centralizada, todo lo hacemos con los mismos funcionarios, entonces lo que estamos proponiendo es crear las gerencias por comuna con plena autonomía, donde podamos descentralizar totalmente la administración y tengamos oficinas de planeación, de obras, del SISBEN, en fin… una en cada comuna. Para eso hay que tener en cuenta a los ediles, que no sean sólo los convidados de piedra; son personas que se eligen, que quieren trabajar por sus comunidades, entonces a través de ellos, de los concejales y de la misma administración hay que buscar un método de cómo elegir al gerente de cada comuna, donde los mismos ediles tengan esa injerencia y responsabilidad de cómo hacer crecer su comuna para que se desarrolle sosteniblemente.

PP: Es cierto que usted se lanzó para negociar y que no es verdad que piense llegar hasta el final, hasta el 30 de octubre?

MR: Hoy yo puedo decir que vamos hasta el 30 de octubre. Sin embargo no existe un candidato en Soacha que pueda afirmar que gana sólo; hay que hacer alianzas, hay que mirar cómo se logran acuerdos programáticos y políticos, pero eso pasa por el tema de confianza entre los mismos candidatos y actores políticos del municipio. Yo vengo diciendo que hagamos una alianza y después miremos qué candidato nos ofrece más seguridad, confianza, estabilidad política y mayor seguridad política y administrativa. Si no hay ese consenso, yo voy hasta el 30 de octubre.

PP: Pero entonces no descarta la posibilidad de aliarse con alguien…

MR: No. El tema es altruismo, es Soacha primero. Uno no puede ser terco ni necio en decir que ‘yo soy el único’ que puedo salvar o liderar un proceso en este municipio. Creo que hay personas importantes y todo pasa por el tema de confianza; creo que hay que llegar a unos consensos y mirar a futuro qué es lo que más le conviene a nuestro municipio.