Desde hace unos 10 días al barrio Quintas de Santa Ana ha llegado una serie de panfletos en los cuales se amenaza de muerte a un grupo de personas residentes en este sector, supuestamente por ser consumidores de droga, guerrilleros y prostitutas.


No se sabe con certeza quiénes sean los autores o de dónde provengan las intimidaciones, pero lo cierto es que es un sector específico el objeto de estas acciones, que se suman a otros casos de amenazas ocurridos en meses anteriores contra líderes comunales de las comunas cuatro y seis, sin que hasta ahora haya una respuesta real, efectiva y positiva por parte de las autoridades del Municipio.

“Nosotros conocimos la situación a finales de la semana pasada, es algo verdaderamente preocupante que nos llama mucho la atención teniendo en cuenta los casos que ya se han presentado con anterioridad. En este momento se están tratando de establecer los móviles de este incidente, pero no descartamos que en esto pueda haber presencia de las denominadas Bacrim (Bandas Criminales)”, expresó Luis Fernando Escobar, ex personero Municipal y actual Candidato a la Alcaldía de Soacha por el Partido Verde.

Escobar, quien previamente conoció la denuncia directamente por parte de los amenazados, hizo la acotación a propósito de las declaraciones que el pasado fin de semana ofreció la Alcaldesa (D) de Bogotá, Clara López a un medio de comunicación nacional, cuando respondió una pregunta acerca de la posibilidad de que estas organizaciones criminales estuvieran haciendo presencia en las periferias de la capital, diciendo textualmente que: “No estamos seguros de que estén acentuadas en estos territorios, pero sabemos que están actuando por intermedio de bandas del crimen organizado, sin embargo no doy lugares exactos para no estigmatizar”.

Frente a lo anterior, el ex personero intuyó que una de esas zonas a las cuales podría estarse refiriendo la Mandataria Capitalina es precisamente Soacha, esto teniendo en cuenta que en ocasiones anteriores y cuándo estaba al frente del Órgano de Control, él mismo denunció la presencia de dichos grupos en algunos sectores del Municipio, sin que lograra hacer eco entre los organismos de seguridad locales.

En ese sentido, el Candidato recordó que las veces que realizó estas denuncias siempre era desmentido por dichas autoridades, sin importar que por medio de estudios e investigaciones de otras fuentes como la Corporación Nuevo Arco Iris (contratada por la Secretaría de Gobierno de Bogotá para determinar la realidad de esta situación en la capital y sus periferias cercanas) se confirmaran sus averiguaciones.

Respecto al caso de Quintas de Santa Ana, se desconoce cuál es la situación actual de las víctimas y la reacción de la Policía y de la misma Secretaría de Gobierno frente a este nuevo caso, que no es tan nuevo y que se suma a una larga lista de similares característica que hoy permanecen en la incógnita.

Enlace relacionado: 3384