Para rendir homenaje a los campesinos del gremio papero, fue realizado el XIII concurso del Azadón de Oro y el XII de la Dama de la Papa.


La destreza, agilidad y precisión de los participantes fue el principal deleite de los tantos espectadores que acompañaron el desarrollo del evento que llega en el marco de Exposibaté 2010.

La Administración Municipal de la mano con Asopapa Sibaté, realizaron en la finca de la familia Mayorga Párraga, vereda Bradamonte, los tradicionales certámenes. 40 hombres y 40 mujeres tuvieron la posibilidad de mostrar su acervo como agricultores del tubérculo ante al menos 1000 espectadores.

El primer evento desarrollado fue el Azadón de Oro. Los 40 concursantes con azadón en mano se ubicaron en el surco que les correspondía. La señal de comienzo era el estallido de la pólvora del primer volador.

Comenzaba la décimo tercera versión del Azadón de Oro. La primera etapa consiste en que los campesinos deben con agilidad cosechar o extraer la mayor cantidad del tubérculo, cuidando no dañarlo con el azadón. Era poner en práctica lo que ellos confiesan hacen a diario, y ahora era enaltecido como espectáculo y homenaje.

La primera fase califica la velocidad. “No significa que el más rápido sea el mejor, pues entran en medición otras variables como la segunda parte del concurso que es la selección, que es cuando cada participante ha de armar el bulto con las especificaciones técnicas utilizadas para comercializar la papa. También suma puntos la etapa de ‘bulteo’, es decir, quien sea capaz de cargar y descargar mejor los bultos sin perjudicar el producto”, informó el secretario de Agricultura, Edson Erasmo Montoya.

Entre tanto, las mujeres también se iban alistando, para como en el caso de los hombres, mostrar su importancia en la labor agrícola. Estaban los 40 cupos dispuestos para las damas del campo que con cuchillo en mano, bien afilado, con mango de madera, el que utilizara mejor en sus labores diarias y con alguien que la apadrinara, estuvieran listas para el ruedo.

El alcalde José Uriel González estuvo en primera fila para ver el espectáculo del concurso femenino, y aseguró que “nuestra Administración se ha preocupado por exaltar siempre la labor del campo, por exaltar a las mujeres del campo. La Dama de la Papa selecciona a la mejor peladora de papa, agradeciendo la labor de ellas, que se encargan de alimentar a las familias y los jornaleros”.

La orden de inicio del concurso de sibateñas la dio la primera dama, Mireya Castañeda. Enseguida todas las participantes comenzaron a pelar papa, rápido, con cuidado, como mejor se acomodaran, con total concentración.

10 minutos tuvieron para pelar 3 kilos. Los jueces recogieron, al término del tiempo, las bolsas con las papas peladas y las sobrantes.

Mientras los expertos evaluaban esta etapa, las concursantes realizaron el ejercicio de pelar una papa gruesa o papa cero, para intentar sacar el hollejo o cáscara más largo. Cada una de las damas pasó a medición técnica para saber cuánta longitud le había sacado a su tubérculo.

La ganadora logró 3.61 metros. Se trata de Teresa Ramírez, quien el año pasado fue la Dama de la Papa y también fue el hollejo más largo, pero este año no rompió su propio record pues le faltaron 8 centímetros. “El secreto es la práctica, pues a diario nos toca pelar papa, así que acá mostramos lo que nos gusta hacer”, dijo Teresa Ramírez.

A las seis y media se conocieron los resultados. Primero, la organización informó las ganadoras de la Dama de la Papa. En el tercer lugar quedó Clemencia Muñoz; en el segundo María Oliva Pardo, y la gran ganadora fue Leticia Gómez, quien había obtenido triunfo en el 2005, 2006 y ahora se llevaba el galardón de la Dama de la Papa 2010.

“Muchísimas gracias, le agradezco al Alcalde, a Asopapa, a mi familia, a mi hijo quien me apadrinó, a todos los que hacen posible este evento, pues es muy bonito que reconozcan nuestro trabajo en el campo”, dijo la gran ganadora quien agregó con algo de humor: “la clave es ‘darle mucha vuelta al cuchillo’. Hoy dejé muy en alto el nombre de mi vereda, Bradamonte, y me siento muy emocionada”.

Casi a las 7 de la noche, el Alcalde informó el ganador del Azadón de Oro. Obtuvo 98 puntos, proviene de la vereda de San Miguel, lleva 4 concursos intentando llegar al primer puesto y esta vez lo logró. Miguel García, es el labriego Azadón de Oro 2010.

“Muchas gracias, muchas gracias, me siento muy feliz de haber ganado este año. Es algo para seguir trabajando en el campo, que es lo que nos gusta y es lo que sabemos hacer los campesinos”, declaró don Miguel Gracía, ganado del Azadón.

Doña Leticia Gómez, dama de la papa; Miguel García, azadón de oro y Diomedes González hilo dorado, recibirán premiación pública el próximo domingo de ferias, en el Día Agrícola.