Esta semana un Juez de Bogotá definirá la libertad del conductor del vehículo en el que se movilizaban los tres ladrones que murieron en medio de un intento de atraco a un médico de Bogotá registrado a finales de enero.

Óscar Andrés Basabe Díaz fue detenido después de que sus supuestos cómplices intentaran atracar al médico en un puente peatonal y luego de que el galeno disparara contra los agresores.

Aunque no se le imputaron cargos por el intento de robo, se le llevó ante un juez de Bogotá por el delito de receptación y falsedad marcaria. Esto porque el vehículo en el que se movilizaba era robado y tenía placas falsas.

El hombre tiene otro proceso en su contra que está en etapa preparatoria. En marzo del año pasado fue capturado por el delito de receptación y llevado a la Unidad de Reacción Inmediata (URI). En esa oportunidad tampoco  aceptó los cargos y el juez del caso lo dejó en libertad.

El 26 de septiembre del año pasado, cinco meses antes del caso del médico, fue acusado y el proceso pasó a la etapa preparatoria que, según registros judiciales, aún no se ha programado.

El 30 de enero, jueves, sobre el puente peatonal en la Calle 123 con Carrera 9, al norte de Bogotá, un hombre,  – de profesión médico cuya identidad no ha sido revelada – alegando defensa personal, utilizó un arma de fuego para defenderse de tres hombres que pretendían atracarlo y obligarlo a subir a un carro que estaba esperándolos debajo del puente.

En ese carro estaba precisamente Besabe Díaz. Los muertos fueron identificados como José Arley Murcia Moreno, Óscar Leonel Garavito Monroy y Édison Cruz Torres, quienes registran antecedentes penales.

De acuerdo con la información de las autoridades, junto a los cuerpos quedó el cuchillo con el que amenazaron a su víctima y un arma de fogueo que también utilizaron.

La  Fiscalía maneja otro proceso, del 16 de enero, cuando fueron denunciados por atraco. La víctima era un ciudadano en el mismo sector de Santa Bárbara. En la denuncia, la persona vulnerada describió a los tres sujetos que lo robaron amenazándolo con un cuchillo y también describió el carro que los esperaba para huir.

Era un vehículo Kia Rio blanco, el mismo en el que se movían en la noche de  ese jueves, día del atraco que les costó la vida.

Tomado de: eltiempo.com