El convenio interadministrativo individual de pasajeros y el del transporte colectivo quedarán listos esta semana.


Así lo acordaron autoridades del Distrito y del municipio luego de varias conversaciones sostenidas para superar las diferencias, especialmente en lo relacionado con la movilidad de los taxis entre las dos ciudades.

El convenio del transporte colectivo se prolongará provisionalmente por tres meses mientras se generan las condiciones para incluir aspectos inherentes al nuevo esquema que propone la capital de la República, teniendo encuenta que está por ingresar el Transmilenio y que se proyecta trabajar en todo lo que implica el Sistema Integrado de Transporte.

En cuanto a los taxis, el alcalde Ernesto Martínez aseguró que antes de que finalice la presente semana se firmará definitivamente el convenio, ya que Bogotá estaba estudiando las medidas a incluir para evitar que los taxistas de Soacha se quedaran trabajando en la capital. «Esa diferencia ya se superó, el Distrito incluyó una modificación para evitar la permanencia de los taxis de Soacha en las vías de Bogotá y nosotros consideramos que eso no impide la firma del mismo. Aquí lo importante es que el objetivo del convenio se mantiene, es decir que los vehículos de transporte individual puedan ingresar sin problema a cualquiera de las dos ciudades sin el pago de la planilla de viaje ocasional», concluyó el mandatario.