La estación de bomberos de Soacha, que se construye entre la calle 22 y la carrera 9 de la comuna dos, debió ser entregada a la administración municipal en diciembre de 2015. Sin embargo el plazo para su finalización ha sido pospuesto en dos ocasiones y la obra sigue estancada en el 70%. Líderes y comunidad temen que se convierta en un elefante blanco.


nueva-estaciòn-bomberos-soacha

nueva-estaciòn-bomberos-soacha

La construcción de la obra, que llena de preocupación a líderes y comunidad de la zona centro de Soacha, se celebró mediante contrato 881 de 2014, a cargo de Consorcio Construcciones 2014.

De acuerdo con los líderes que han hecho un seguimiento constante a la obra, desde el principio presentó problemas, puesto que los trabajos empezaron tiempo después de la fecha que había sido estipulada, es decir, para enero de 2015. Así mismo el incumplimiento se evidencio con la lenta evolución de la misma y el abandono que tuvo durante varios meses.

“Esta obra debían haberla entregado en noviembre del año pasado. Después del primer incumplimiento, la fecha contractual para la entrega fue el 14 de junio de 2016 y también se incumplió. De acuerdo a lo que nos compartió el alcalde, el último plazo que dieron para su finalización fue el 14 de diciembre próximo, sin embargo vemos con preocupación que no avanza la obra y tememos que se convierta en un elefante blanco”, manifestó Carlos Aguilera, edil de la comuna dos.

Para los líderes es importante saber qué pasará si el contratista incumple el último plazo otorgado por la administración municipal.

“No sabemos qué seguirá después de que incumplan la entrega, que está para mediados de diciembre. La otra preocupación es que hasta el momento no hemos sabido de la presencia de la entidad a cargo de la vigilancia y control de estas obras, por lo tanto pasamos un derecho de petición a la Contraloría y la respuesta no despejó todas las dudas que tenemos”, manifestó el líder de la comuna dos.
La falta de compromiso por parte del constructor generó indignación y preocupación en la comunidad después de que fueron tachadas las fechas de inicio y entrega que estaban disponibles para la comunidad en la valla de información ubicada en el espacio correspondiente a la obra.

“La omisión de la información a la comunidad es lo más perjudicial, en la valla estaban publicadas las fechas de inicio y terminación de la obra, y ahora que se ha retrasado en varias ocasiones los números fueron tapados con aerosol negro. Enviamos un derecho de petición a la Contraloría especificando todas las regularidades que evidenciamos, sin embargo la respuesta no atiende nuestras necesidades”, agregó William Romero, integrante de la Junta Administradora Local de la comuna dos.

Dentro de la respuesta emitida por el contratista mediante la Contraloría, se justificó el retraso con la presencia de una vivienda que impide el progreso de las obras y la falta de recursos para la misma. Finalmente si el consorcio incumple el último plazo de entrega, se procederá a ejecutar una multa por el 10% del valor del contrato.