Desde el trino publicado el lunes 10 de mayo por el mismo presidente Juan Manuel Santos donde afirma que la nación sí apoyará las fases dos y tres de Transmilenio, el silencio reina en las entidades nacionales, a pesar de la marcha “Todos por Soacha” y de los encuentros entre autoridades departamentales y nacionales.


Si bien la Gobernación de Cundinamarca ya hizo los estudios y diseños para las fases dos y tres de Transmilenio Soacha y el municipio empeñó la sobretasa a la gasolina con el fin de financiar la realización de la troncal del sistema hasta El Vínculo, el gobierno nacional no es claro frente al desembolso de los recursos que por ley le corresponde, teniendo en cuenta que la obra contará con una inversión de $553 mil millones, donde se espera que la Nación asuma el 70%, el 20% Soacha y el 10% Cundinamarca.

La falta de claridad por parte de la nación hizo enojar al alcalde Eleázar González, quien el pasado jueves 5 de mayo dijo que Soacha no puede seguir siendo la cenicienta del gobierno nacional, refiriéndose a la poca voluntad que tiene el Estado de cumplirle al municipio en temas como el equipamiento para las nuevas viviendas, vías, salud y seguridad, entre otros.

Más delante, el lunes 16 de mayo, un grupo de ciudadanos protagonizó la marcha “Todos por Soacha” con el fin de exigirle al gobierno nacional que le cumpla al municipio, teniendo en cuenta que es la nación la que le trae los problemas a la ciudad con el envío de desplazados, la aprobación de viviendas y la pésima movilidad en la autopista sur.

A las acciones del municipio se sumó la Gobernación al presentar la actualización y formulación de los nuevos estudios y diseños de las fases II y III de Transmilenio Soacha, en una reunión realizada al finalizar la semana pasada, con la asistencia del gobernador Jorge Emilio Rey, el alcalde de Soacha Eleázar González; el secretario de Transporte y Movilidad de Cundinamarca, Andrés Díaz; el secretario de Movilidad de Soacha, Fernando Delgado y otros funcionarios de los dos entes territoriales.

El objetivo de dicha reunión fue conocer los nuevos diseños que se tienen proyectados para la construcción de las fases II y III de Transmilenio. Es así como el secretario de Transporte y Movilidad de Cundinamarca, Andrés Díaz, expuso a la mesa cómo sería la obra, las fases del proyecto, las estaciones, los puentes peatonales que se construirán para la seguridad del usuario, así como el parque lineal de la fase II, la estación intermedia en 3M y el patio portal.

El alcalde de Soacha, Eleázar González, resaltó el trabajo realizado desde la Gobernación de Cundinamarca. “Agradecemos el trabajo de estos nuevos diseños que hoy nos dan una luz de esperanza a los habitantes de Soacha y nos ponen firmes y comprometidos a seguir trabajando. Esto hará que la movilidad del municipio fluya sin mayor contratiempo. Seguiremos tramitando con el alto Gobierno, el Departamento Nacional de Planeación – DNP, y el Ministerio de Hacienda la recolección de los recursos para la ejecución de esta importante obra”.

Lo que se evidencia es que, por un lado, la Gobernación y la Alcaldía trabajan de la mano para acelerar el inicio de las obras para las fases II y III de Transmilenio Soacha, por el otro, la nación guarda silencio y deja que el tiempo pase, mientras los miles de usuarios que requieren desplazarse hacia Bogotá diariamente esperan con afán que los articulados extiendan su servicio hasta Maiporé y los alimentadores lleguen de forma inmediata para evitar el doble pago de transporte al que han sido sometidos desde que llegó el sistema al municipio.