El escándalo de corrupción que ha venido denunciando el presidente Juan Manuel Santos salpicó esta semana al municipio de Soacha al revelarse datos de giros que el Estado colombiano ha realizado sobre alumnos que nunca asistieron a las aulas de clase.


campaña-cultura-ciudadana-soacha-1

campaña-cultura-ciudadana-soacha-1


Todo partió de la denuncia que hizo al finalizar la semana anterior el presidente Juan Manuel Santos cuando se atrevió a manifestar que en algunos municipios inflaron las cifras sobre niños matriculados para robarle dinero al Estado.

El presidente agregó que a través del Ministerio de Educación se realizó una auditoria en seis municipios del país, encontrando irregularidades en cuatro de ellos, donde fueron infladas las cifras sobre la cantidad de matriculas, costándole al país alrededor de 36 mil millones de pesos.

Los focos de corrupción se hallaron en los departamentos de Cesar y Bolívar y en las ciudades de Cúcuta y Soacha, donde se reportaron matriculas de 34 mil niños que durante la auditoria no fueron encontrados en las aulas de clase ni en los registros.

El caso de Soacha

El secretario de Educación del municipio, Juan Miguel Méndez Molano, reveló que en 2008 se logró comprobar que cerca de 3 mil estudiantes que supuestamente estaban matriculados, nunca asistieron a clases:

“Esa realidad se apreció en 2008 cuando la Universidad Abierta y a Distancia UNAD realizó una inspección y encontró que de 13 mil estudiantes que se contrataban en colegios privados, tan solo 10 mil asistían a clases, labor que obviamente la administración corrigió para que los contratos por matrícula privada quedaran por los 10 mil estudiantes y no por los 13 mil que inicialmente se había realizado. Es una situación muy compleja pero estamos prestándole toda la atención, inclusive invitamos a la misma Procuraduría General de la Nación, a la Contraloría y al Programa Presidencial de Lucha contra la Corrupción, quienes asistieron a la presentación de este sistema de interventoría que inauguramos en Soacha al comienzo de la semana que concluye”.

Pero Méndez sostuvo que debido a las irregularidades presentadas en el pasado, la Secretaría devolvió al Estado los dineros correspondientes a esos 3 mil alumnos que no existían y que pudieron costar alrededor de unos cuatro mil millones de pesos. “Tengo dos informaciones, una la de 2008 donde se devolvieron recursos por 3 mil millones y la otra es de este año; en el último Conpes el Ministerio efectivamente descontó al municipio 4.160 millones de pesos correspondiente a niños que no encontró en la auditoría que realizó el Ministerio el año pasado”.

Precisamente para corregir las anteriores anomalías, Méndez Molano recordó que el pasado 12 de julio se presentó el Plan Operativo de Inspección y Vigilancia a cargo de la UNAD, entidad que será la encargada de realizar el acompañamiento y asesoría a las Instituciones Educativas Privadas que contraten con el municipio de Soacha, y donde asistieron delegados de la Personería, la Procuraduría, el programa presidencial de lucha contra la corrupción y la Contraloría General de la Nación.

La auditoría puesta en marcha es de tipo biométrico para establecer la cobertura de alumnos registrados en el sistema educativo, con cargo a los recursos del Sistema General de Participaciones. “Lo que pasa es que esa inspección es muy compleja y debemos hacerla mediante mecanismo de control biométrico, es decir con la huella digital de cada estudiante para dentro de un mes aproximadamente tener un resultado efectivo mediante la existencia o no de los niños y las niñas”.

Cabe destacar que el Estado le gira al municipio de Soacha aproximadamente $1.300.000.00 (un millón trescientos mil pesos)por cada estudiante en un año, dinero que corresponde al Sistema General de Participaciones.

El municipio cuenta con alrededor de 70 mil estudiantes en los colegios oficiales y 27 mil en los 87 colegios privados que contratan con el Estado, lo que indica que anualmente Soacha recibe alrededor de $130 mil millones de pesos para los cerca de 100 mil alumnos que estudian con matrícula oficial.

Se espera, entonces, que hacia el 20 de agosto se conozcan los primeros resultados de la inspección biométrica y se constante si el presidente Santos tiene o no la razón sobre las denuncias de corrupción en el municipio de Soacha, corroboradas el fin de semana por la Ministra de Educación en Neiva.