El concejo de Bogotá reveló cifras y datos de inseguridad en Transmilenio. Este año van cerca de 4 mil hurtos a personas denunciados.

De acuerdo a información suministrada por el Concejo de Bogotá,  las troncales de Transmilenio de la Caracas, NQS y carrera Décima son en las que más roban y atracan, incluso desde afuera de los articualdos, utilizando la denominda escalera humana.

Este año van 3.983 casos de hurto a personas denunciados, sin contar los que no conocen las autoridades, porque son muchos los ciudadanos que no reportan los robos.  

La troncal NQS es una de las más peligrosas, no solo dentro de las estaciones y buses, sino en los semáforos. Por ejemplo, se ha detectado que en el semáforo ubicado después de la estación Sena los robos bajo la modalidad de escalera humana son constantes. Cuando el articulado se detiene, los delincuentes están pendientes quién lleva la ventana abierta y si el usuario está utilizando el celular; desde afuera actúan dos hombres, se impulsan, hacen la escalera humana y en un par de segundos cometen el robo.

Las estaciones donde más roban son carrera 10 con avenida Jiménez, calle 100, Portal Norte, y Ricaurte (calle 13 y NQS).

Pero el Concejo de Bogotá reveló que el sistema tiene falencias y que la seguridad dentro de las estaciones y articulados es su responsabilidad, aunque reconoció que los casos de escalera humana es un tema más del Distrito que debe coordinar con la Policía.

Una de las falencias dadas a conocer es que las más de 25 mil cámaras de seguridad instaladas en los buses no pueden ser monitoreadas en tiempo real por la Policía, lo que indica que la reacción es más demorada porque mientras se reporta el suceso, ya los delincuentes se han escapado.

Lo cierto es que de acuerdo a datos manejados por el concejo capitalino, las cosas en materia de seguridad no van nada bien, no solo en las troncales Caracas, NQS y carrera Décima, sino en el sistema en general.