Convertir el corredor del Tren de Cercanías en una zona franca para generar nuevos beneficios fue una de las estrategias adicionales propuestas por el gobernador Andrés González para financiar el macro proyecto.


Adicionalmente se habló de la valorización, las plusvalías, los negocios inmobiliarios que resulten de implementar las estaciones y las mismas vigencias futuras como fuentes de financiación y sostenimiento del Tren de Cercanías.

“El costo del Tren oscila entre 11 y 12 millones de dólares por kilómetro, sin embargo hay distintas fórmulas para conseguir recursos. Está nuestra participación en las vigencias futuras de la nación, los aportes del departamento, pensamos también que el Tren de Cercanías sea una zona franca lo cual genera unos beneficios», puntualizó González Díaz.

El mandatario dijo que el Tren de Cercanías es una solución de movilidad moderna, segura y ambientalmente limpia, que además beneficia territorialmente al generar un crecimiento ordenado de la región. “Nuestra región no produce petróleo pero produce energía eléctrica, es un mecanismo rápido, el tren es para largas distancias, es un mecanismo seguro que no genera crecimientos urbanos desordenados, porque sólo crecen las ciudades en donde hay estaciones”, aseguró.

La licitación estaría lista para el primer trimestre de 2010, después de concretar los acuerdos de ayuda con la nación.

Se estima que el Tren de Cercanías tiene un costo aproximado de doce millones de dólares por kilómetro.