Estudiantes de Contaduría Ambiental de esta universidad, acompañados del corregidor uno y un funcionario de la Dirección de Cultura, recorrieron parte de la zona rural para conocer de primera mano la afectación minera que inicia en la vereda Panamá, el estado del río Soacha, el ecosistema del páramo y el predio Aguas Vivas.


Recorrido-corregimiento.uno-soacha

Recorrido-corregimiento.uno-soacha

El recorrido inició en la vereda Panamá donde se observó la afectación a los cerros por parte de las industrias y el daño que la explotación minera ha causado a este ecosistema que anteriormente era un pulmón del municipio. “Se les recordó que hace 40 años las personas hacían turismo en esta zona, venían a bañarse y a pescar, pero de eso ya no queda nada. Además se les hizo un recuento de la vereda Fusungá, donde el general Bolívar en 1810 ordenó la construcción de la hacienda Pantoja, hoy mina Pantoja, y se les compartió un relato sobre las afectaciones a este territorio”, dijo Néstor Rincón, funcionario de la Dirección de Cultura de Soacha.

El recorrido siguió hacia la vereda San Jorge donde se observó el río Soacha, aunque ya con un nivel de contaminación, teniendo en cuenta que en esa zona hay afectaciones por minería. Se continuó hasta la vereda Hungría, predio Aguas Vivas, donde los estudiantes apreciaron lo que es un ecosistema de sub páramo; posteriormente el grupo caminó hasta la Cueva del Indio donde pudieron apreciar los frailejones y el nacimiento de agua del río Soacha.

“Lo importante del recorrido es que se generó turismo y se buscó concientizar ambientalmente a estos estudiantes y decirles que cerca de Bogotá existe un pulmón para la humanidad; considero que hay que seguir invitando a las universidades de la capital y de nuestro municipio para que nos acompañen y conozcan no solo el tema cultural que nos rodea, sino la riqueza de flora y fauna y las fuentes hídricas que tenemos”, sostuvo William Mayorga, corregidor uno de Soacha.

Nicolás Andrés Páramo, estudiante de ingeniería ambiental y sanitaria de la universidad de la Salle, sirvió de orientador en la parte de impactos ambientales que se generan en esta zona del municipio.

“Los estudiantes pertenecen a una materia que se llama contabilidad ambiental y la idea era que reconocieran ciertos impactos debido a la contaminación. Por eso estuvimos en el sitio donde nace el río y se observó que a medida que avanza, el cuerpo hídrico se va contaminando”, dijo.

Finalmente, los estudiantes ingresaron al Rancho La Macarena donde degustaron la gastronomía soachuna y participaron de actividades como montar a caballo, entre otras. Lo que se busca es continuar con estos recorridos turísticos para la apropiación del territorio municipal.