Autoridades advirtieron que los delincuentes solicitan un ‘falso servicio’ y luego piden hasta seis millones de pesos a familiares, patrones o amigos de la víctima.

De acuerdo al Gaula de la Policía, el engaño consiste en que los delincuentes piden un servicio de cualquier tipo: médico, domicilios o de índole comercial, pero cuando la persona va en camino a entregar el pedido, los ‘ciberladrones’ la contactan de nuevo y le dicen que está siendo vigilada y rodeada por grupos al margen de la ley.

Por lo general hacen los falsos pedidos a lugares fuera de Bogotá para facilitar su actuar, y cuando la persona va en camino la intimidan vía celular o whatsapp para que acceda a las pretensiones de los delincuentes.

Lo que dice el Gaula es que todo lo hacen de manera virtual, no hay nadie cerca de la víctima, pero le hacen creer que está vigilado y rodeado, incluso lo obligan a que se quede en el lugar y apague el celular, a cambio de no atentar contra su vida, tiempo que aprovechan los delincuentes para llamar a los familiares o empresas para solicitar dinero a cambio de la supuesta liberación.

Sin embargo, la realidad es que la víctima no está secuestrada ni retenida, sólo la asustan para que quede incomunicada mientras los delincuentes logran que les consignen el dinero que piden, que en algunos casos ha llegado hasta 6 millones de pesos.

Las autoridades invitaron a que la gente se comunique con el 165 del Gaula, a la Policía Nacional.