Durante el primer día de deliberaciones de la V Cumbre de los Pueblos celebrada en Cartagena de Indias se dieron a conocer importantes denuncias relacionadas con la lucha antidrogas en América Latina, la expansión militar en el hemisferio, y el aprovechamiento comercial del capital extranjero con la adquisición de tierras en varios países latinoamericanos.


Los expositores y participantes de los diversos paneles temáticos hicieron una radiografía de los distintos problemas que enfrenta América Latina, entre los que resaltaron la denominada extranjerización de la tierra, el auge del modelo extractivo principalmente en megaminería, la expansión militarista de Estados Unidos con la activación de nuevas bases operativas y el despliegue de la IV Flota por parte del Comando Sur.

El ex zar antidrogas de Perú, Ricardo Soberón, llamó la atención sobre la necesidad de abrir un gran debate internacional para plantear alternativas sustentables al actual esquema de lucha contra el narcotráfico que lidera Estados Unidos y sobre el cual hay consenso sobre su total fracaso. “En América Latina el debate sobre la regularización del consumo de drogas sicotrópicas debe ser liderado por instancias como la Unasur y la Celac, sin la intervención de Washington” agregó Soberón.

Por su parte, Guillermo Burneo, especialista peruano en militarización afirmó que infortunadamente para el hemisferio, la lucha contra las drogas está íntimamente ligada con la estrategia armamentista de Estados Unidos, cuyo propósito es consolidar su hegemonía y su capacidad de seguir incidiendo en los temas internos de los países latinoamericanos.

Por su parte, el analista económico colombiano, Aurelio Suárez Montoya, quien coordinó el panel sobre Tierra y Territorio, explicó cómo la extranjerización de tierras y la carencia de reformas agrarias en la región, constituyen amenazas muy serias en el corto plazo para la seguridad alimentaria de América Latina.

La vocera ecuatoriana del Centro de Derechos Económicos y Sociales, Elena Gálvez, hizo énfasis en la necesidad urgente que tienen los pueblos del continente, de transformar mediante las resistencias civiles las relaciones basadas en los tratados de libre comercio, en la exportación de materias primas y la promoción indiscriminada de la inversión extranjera. “Es urgente un cambio del esquema en las relaciones de cooperación y la búsqueda hacía la solidez de la integración como mecanismos para garantizar en forma efectiva los derechos sociales”, planteó Gálvez.

En el ámbito de la gran minería a cielo abierto que genera un grave impacto socioambiental, voceros de organizaciones sociales como Mario Alejandro Valencia de Colombia, denunciaron la entrega a las multinacionales de amplias zonas de explotación que no redundan en beneficio alguno ni a los países ni a las comunidades directamente afectadas. La explotación minera a gran escala “es el premio de montaña del neoliberalismo”, explicaron.

Agenda viernes 13 de abril

Este viernes la Cumbre de los Pueblos continuará sus deliberaciones en los foros sectoriales promovidos por mujeres, iglesias, estudiantes, y defensores de derechos humanos.

Los jóvenes de la Mesa Ampliada Nacional de Educación (MANE), realizarán el foro sobre autonomía universitaria para el que exigieron la participación de la ministra de Educación, María Fernando Campo, con el fin de que explique la posición del gobierno colombiano frente a este tema.

Hora: 8.00 a.m.

Lugar: Centro Napoleón Perea