Después de hacer públicas las inconformidades manifestadas por la comunidad de León XIII primer sector, con respecto a una fabrica de mármol que al parecer está funcionando de manera irregular, generando perjuicios a la comunidad, la Dirección de Apoyo a la Justicia se refirió al tema, mencionando las acciones que ha realizado al respecto.


De acuerdo a lo informado por el titular de esta dependencia, Óscar Giovanny Ramírez, por intermedio de la Inspección Tercera de Policía se han adelantado las acciones correspondientes para verificar el estado y la legalidad de la mencionada empresa, donde incluso hay una decisión de primera instancia que ordena el cierre definitivo de la fábrica. No obstante, los propietarios del establecimiento apelaron esa determinación y en la actualidad se espera que haya una decisión definitiva para definir si se cierra o no el lugar.

“Frente a los reclamos de la comunidad de León XII, sé que la Inspectora Tercera, por ser un asunto de su competencia, ha requerido a las personas que son dueñas de esa empresa, y que además se ha iniciado un proceso por Ley 232, a fin de verificar si ellos cumplen o no con los requisitos de uso del suelo. Tengo entendido, porque el proceso no está en mis manos y lo voy a conocer sólo hasta segunda instancia, que se han hecho los requerimientos y que ya hay un fallo definitivo por parte de la Inspección. No conozco nada más por una razón elemental, y es que quien va a definir el problema en segunda instancia voy a ser yo. La idea es que lo que se resuelva en segunda instancia sea lo más imparcial posible, a fin de definir en derecho quién tiene la razón”, explicó Ramírez.

De acuerdo a lo explicado por el Director de Apoyo a la Justicia, las piedras y los demás elementos que estaban obstaculizando el paso a los peatones en los alrededores de la empresa, ya fueron retirados por los propietarios, sin embargo resaltó que debe verificar esto personalmente, y mencionó que cuando tenga el fallo de primera instancia en su poder, emitirá uno nuevo con la decisión sobre quién tiene la razón en este caso.

Dentro del proceso que se sigue, se conoció que la Inspectora realizó una diligencia de inspección ocular en compañía de un Ingeniero de la Secretaría de Planeación, donde se adelantó todo el trámite, se presentaron las pruebas y se hicieron descargos, de acuerdo a todos los requerimientos de Ley. Lo mismo se hizo con lo referente a la disposición de lodos dentro de las alcantarillas, la Inspectora Tercera ofició a las diferentes entidades competentes con el tema, y se evalúa la posibilidad de aplicar el recién promulgado comparendo ambiental.

“A la comunidad le gustaría que uno llegara y cerrara al día siguiente, pero a una persona hay que garantizarle el derecho a que se defienda. Estamos en ese trámite, y la segunda instancia la conocerá el señor Alcalde, quien al final será el que tome una decisión definitiva, para ver si se cierra o no esa empresa. Hay que tener un poco de paciencia porque los procesos demoran y nadie garantiza quién va a tener la razón. El término máximo para tomar una determinación es de un año, pero la Dirección de Apoyo a la Justicia está ‘corriendo’ al máximo con este tiempo. No tenemos una fecha fija establecida”, concluyó el Ramírez Zárate.