Horacio Alberto Robledo, de 44 años de edad, quien había sido capturado ayer sábado por la Policía por hacerse pasar por sacerdote y celebrar misas en el municipio de Soacha, quedó en libertad por orden de un Juez de Control de Garantías.


Aunque la Fiscalía le formuló cargos por falsedad en documento público, suplantación y estafas, el juez de control de garantías dictó la libertad del individuo porque los delitos sindicados en su contra son excarcelables.

Ahora las autoridades solicitan a la ciudadanía estar muy alerta frente a las acciones que emprenda el falso sacerdote para que no se vuelva a apropiar de las limosnas de los feligreses.

Según la Policía, Robledo venía suplantando la actividad sacerdotal desde hace aproximadamente dos meses engañando a la ciudadanía y sólo durante este tiempo alcanzó a apropiarse de unos diez millones de pesos en limosnas.

Ver también: 5129