Desde hace más de un año la comunidad del barrio El Carmen de la comuna dos está siendo víctima de la inseguridad debido a la migración de jóvenes delincuentes de sectores vecinos, quienes aprovechan la falta de iluminación de la única vía de acceso al sector y la ausencia de patrullajes por parte de la Policía Nacional.


La mencionada vía está siendo blanco de atracos y se convirtió en el espacio propicio para el consumo de drogas de algunos jóvenes de sectores vecinos, pues la iluminación que tiene no es suficiente para evitar la presencia de los delincuentes.

«La delincuencia que tenemos en este y otros sectores ha hecho que barrios vecinos hayan solicitado la instalación de cámaras, ocasionando que la delincuencia se esté pasando para nuestro barrio, lugar que está siendo utilizado para el expendio de drogas y el atraco. La vía principal sobre el río Soacha se encuentra en malas condiciones y no sabemos qué hacer para que la vuelvan a arreglar y mantenerla de la mejor manera, porque debido a su estado la inseguridad se está viviendo todo el día; se ha buscado la ayuda de las autoridades pero hasta ahora no hemos obtenido respuesta. Ahora pensamos hacer la solicitud de una cámara para el sector, pues nos sentimos desprotegidos ya que la cámara instalada en el Barrio el Nogal no tiene la cobertura suficiente para abarcar nuestro sector», agregó José Filadelfio Cañón, Presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio El Carmen.

Esta vía además brinda acceso a Sol de Portalegre y Portalegre Central, por la Orilla del río Soacha, hasta llegar al Barrio el Nogal.
Sin embargo, la comunidad pide la instalación de una cámara de seguridad en cercanías a los apartamentos de Portalegre Central, que son vecinos del barrio El Carmen, para que esta abarque los puntos críticos que tienen en la vía.

Adicionalmente solicitan la instalación de dos lámparas que alumbren la vía para detectar quiénes se esconden dentro del río Soacha, punto crítico para el peatón.

«Hay mucho joven en la vía atracando y consumiendo, nos hace falta una cámara que brinde confianza y seguridad para el que transite por aquí, cuando uno llama al cuadrante llegan después de que han pasado las cosas, y los zorreros pasan por nuestro barrio recogiendo pasto, botando escombros, aprovechando el momento para mirar a quién robar», anexó Nubia Moreno, residente de El Carmen.

La ausencia de uniformados ha generado tensión, pues la comunidad no sabe a qué cuadrante acudir ya que la Policía ha hecho cambios sin informarles a los habitantes para que éstos sepan cómo contactar a los agentes.

Esa falta de Policía, más la escasa o nula iluminación en la zona, se convirtieron en la angustia de estos habitantes, manifestó la Señora Ester Rocío Montes. «El atraco es la principal problemática que tenemos, pues ahora la inseguridad esta tremenda, nadie puede salir solo a la calle; a los niños los roban cuando están saliendo para el colegio, a las mujeres las lastiman por robarles los anillos, en fin, son muchas las preocupaciones dentro de nuestra comunidad».

La falta de seguridad, alumbrado público y pavimentación de la vía principal, convertida en botadero de escombros por volquetas y zorras, son problemas que tienen desesperados a los habitantes de estos barrios de la comuna dos, pues sienten que el municipio y las autoridades en general, los tienen en el olvidos.

Redacción: Jessica Quintero