Familiares y allegados hicieron una recolecta para reunir el dinero de la recompensa que ofrecen a quien dé información que conduzca al paradero de la niña.

Lo que quiere la familia con la recompensa es agilizar el proceso que permita encontrar a la menor Sara Sofía Galván. De hecho, su tía, Xiomara Galván, llegó a Bucaramanga (Santander) el 15 de abril para hablar con diferentes personas que aseguran haber visto a su sobrina en esta capital.  Así mismo, adelanta una campaña para encontrar a la menor, que incluye entregar volantes en las calles.

“Me dijeron que fue vendida en Bucaramanga. Mi hermana se la llevó el 15 de enero y de aquí nos llegó una llamada de una barbería donde aseguran que a principios de febrero a la niña la llevaron esa peluquería a cortarle totalmente el cabello”, expresó Galván al diario La Vanguardia.

La tía de Sara Sofía manifestó que espera poder hablar con el alcalde Juan Carlos Cárdenas para que “se una a la búsqueda, porque yo sé que Sara Sofía está viva. En Bogotá sí se han hallado restos en el caño, pero no pertenecen a mi sobrina”.

Xiomara considera que es mentira que la niña esté muerta, “no sé por qué lo hacen, por ganar tiempo, quizá. Nilson (pareja de la mamá de Sara) en un principio dijo que la niña estaba viva, que mi hermana la había regalado, es una cadena de mentiras que no sé”, agregó.

La tía de Sara sostuvo que una de sus hermanas, que vive en Girón, habló con el barbero, quien aseguró que sí es la niña. “Pido que compartan la foto, aunque hay indicios de que la niña ya no esté como en las fotos, puede que le hayan cortado el pelo, la vistan como niño. Ahora somos muchos los ojos buscándola y espero tenerla pronto con nosotros”, añadió.

Por último, la mujer aseguró que no va a bajar los brazos ante esta búsqueda y que su expectativa es convencer a las autoridades para que dejen de pensar que su sobrina está muerta.

Apoyo: Infobae