Para muchos no basta con las ayudas del Gobierno Nacional, la Alcaldía de Soacha ni de las organizaciones privadas.

En Soacha se puso en marcha  la distribución de suplementos alimenticios para ayudar a la población vulnerable  en épocas de contingencia; a raíz de ello algunas familias que no han podido salir a trabajar tienen por lo menos un respiro en esta crisis. Sin embargo hay muchas que no han recibido nada.

El Covid-19 ha conllevado a que muchas familias que trabajaban de manera informal o que perdieron su trabajo, enfrenten una crisis difícil de superar, la misma que se ha trasladado a los diferentes hogares en los que cada vez se hacen más escasos los recursos. Es por esto que la distribución de los suplementos alimenticios les da por lo menos un respiro a algunas  personas, tal como asegura Carolina Mariño, residente de la comuna 1 del municipio de Soacha:

“Es indispensable que en estos momentos de crisis el gobierno apoye a la población vulnerable. Muchas personas han sido despedidas y muchas más se dedicaban a vender en las calles, por lo que en estos momentos se han quedado sin sustento. Por esto damos gracias por esta comida que envía la alcaldía, pues nos da un pequeño alivio ante esta situación”.

Otra residente del municipio, Lorena Barón, comenta que “con esta situación tuve que dejar de trabajar y esto ha hecho que cada vez nos queden menos cosas en la casa y se nos haga más difícil poder comprar. Por eso damos gracias por las ayudas que en estos momentos nos están dando, pues son de gran apoyo”.

La alcaldía ha hecho su mayor esfuerzo, al igual que el Gobierno Nacional y varias organizaciones privadas, incluso la Policía y el Ejército, pero no basta porque en Soacha son miles de familias las que necesitan apoyo, por eso muchas desean que las  ayudas no terminen aquí, ya que aún faltan los  días de cuarentena y lo que se viene posteriormente. “No sabemos cuánto tiempo más pueda durar esta crisis, por esto le pedimos al gobierno que brinde la mayor ayuda posible a la población, ya que muchos nos hemos quedado sin trabajo, y si esto se extiende nos vamos a quedar sin con qué comer y sin dinero para poder comprar”, finalizó   Edgar Guerrero, residente de la comuna uno de Soacha.

Por: Natalia Soto Parra