Familias y personas que residen cerca de la Institución  Educativa  Ciudad Latina deben soportar los fétidos olores del caño que pasa por un costado del colegio, además la presencia de roedores y otras plagas.

Desde hace bastante tiempo la comunidad del barrio Ciudad Latina de la comuna uno de Soacha ha tenido un problema con el caño que pasa por un lado de la institución educativa del sector; inicialmente por los malos olores que a diario los estudiantes han tenido que soportar y ahora la comunidad enfrenta la presencia de plagas.  

Si bien se realizaron algunos arreglos en la zona, el problema de los fétidos olores no pasa. Lo contrario,  se han incrementado y debido a la  cuarentena las personas dicen que deben permanecer dentro de sus viviendas con las ventanas cerradas.

“Este problema lo tenemos desde hace rato y ahora con la cuarentena debemos aguantar estos olores que cada vez son más insoportables, además se evidencia proliferación de ratas y de insectos, en estos momentos por temas de salud es algo terrible”, comenta Jaime Castiblanco, presidente de La Junta de Acción Comunal de Ciudad Latina.

Según mencionan los residentes de la zona, esto puede acarrear enfermedades respiratorias, además de infecciones por la presencia de roedores e insectos, es una situación que incomoda en gran medida a la comunidad. “Cuando no permanecíamos todo el tiempo en la casa el olor se percibía menos, pero ahora es insoportable porque estamos a toda hora en las viviendas”, argumenta un residente de Ciudad Latina.

Dicen los residentes del sector que  lo primordial es no tener problemas  de salud a futuro y más aún cuando se reactiven las clases en la institución educativa por la concentración diaria de estudiantes. “Para la comunidad es muy incómodo convivir con estos olores y plagas, pues por cuestión de sanidad no deberíamos estar cerca de este tipo problemas para la salud, y menos los niños cuando acudan al colegio”, concluye el presidente de la JAC.

Por Natalia Soto Parra