Hombres y mujeres consumiendo bebidas alcohólicas y con música a alto volumen fueron sorprendidos por las autoridades.

Lo que dijo la Policía Metropolitana de Bogotá es que algunos vecinos informaron de la fiesta en la localidad de Chapinero (calle 95 con cra. 15)y de inmediato varios uniformados se desplazaron hasta el sitio; allí encontraron una fiesta clandestina dentro de un lujoso establecimiento comercial que funciona como prostíbulo.  

Dentro del prostíbulo, las autoridades encontraron a 22 hombres y mujeres consumiendo bebidas alcohólicas, a todos se les impuso comparendos y se suspendió temporalmente la actividad en el lugar.

La coronel Angélica Díaz, de la Policía Metropolitana de Bogotá, dijo que se logró identificar un establecimiento público que a puerta cerrada realizaba sus actividades comerciales. “Se ingresa al lugar y se verifican que se encontraban un grupo de personas consumiendo bebidas embriagantes, se les realiza el comparendo y se inician las labores administrativas para el cierre del establecimiento”.

La Policía invitó a la comunidad capitalina a respetar el toque de queda y a denunciar cualquier acto que viole la normatividad establecida para prevenir el COVID-19.