El regreso de la Semana Santa estuvo cobijado por lluvia para algunos viajeros, pero con el pico y placa en Soacha se mejoró la movilidad, al menos en el horario de aplicación de la medida. Sin embargo, vías diferentes a la autopista Sur mostraron gran congestión.

El grupo de Auxiliares Viales Estratégicos (AVE) así como funcionarios de la Secretaría de Movilidad y demás autoridades de tránsito, agilizaron el ingreso de cerca de 50.000 vehículos durante la más reciente jornada de pico y placa en Soacha.

Durante este domingo 17 de abril se cumplió la medida sobre la autopista Sur, bajo fuertes aguaceros que se reportaron en todo el territorio.

«La autopista Sur se mantuvo con un flujo constante y velocidades entre los 40 y 50 kilómetros por hora, pese al alto número de automóviles», destacó Oswaldo Camargo, director operativo de Tránsito y Transporte de Soacha.

De acuerdo al funcionario, «fueron más de 50.000 vehículos los que hicieron ingreso sobre la autopista Sur este domingo, de los cerca de 100.000 que salieron a distintos destinos durante Semana Santa. El pico y placa en Soacha permitió que no se presentarán embotellamientos», concretó el funcionario.

Sin embargo, algunos ciudadanos cuestionan el embotellamiento en vías alternas a la autopista Sur, como la venida Indumil y San Marón, situación que se ha vuelto repetitiva los domingos y festivos, y que las autoridades no solucionan.