El martes pasado el hombre de 32 años retiró 300 mil pesos, luego caminó a cumplir una cita y en la calle dos sujetos lo atracaron. Le robaron el celular y la plata.

El hombre, de profesión ingeniero y trabajador de una empresa en Bogotá, contó que acudió al cajero de un banco ubicado en un centro comercial del sector Terreros de Soacha. Retiró 300 mil pesos, subió, se comió unas onces, y luego de un rato se fue a cumplir una cita.

El hombre caminaba cerca de la autopista Sur cuando dos sujetos lo abordan y con navaja en mano lo cogen del cuello y le piden el celular y el dinero. “Cuando me di cuenta uno me cogió del cuello, me apretó duro y me dijo que no gritara, si no quería que me matara; tenía una navaja y me pidió el celular y la plata, mientras el otro me esculcó”, relató la víctima.

Dice que el hurto ocurrió en el sector de Quintanares, cerca del comando de Policía, y todavía piensa si los delincuentes lo siguieron desde el cajero o fue coincidencia que él pasó por la calle donde los ladrones buscaban una víctima para robar.

Pudo ser un caso de fleteo, no sé, o simplemente que pasé por donde no debí pasar, aunque hay veces creo que me vieron el celular y de paso me robaron el dinero porque como un minuto antes saqué el teléfono para ver y escribir un mensaje”, relató.

Afortunadamente al hombre no le pasó nada, pero recomendó no caminar tan distraídos en la calle, ya que los delincuentes muchas veces buscan víctimas que, como popularmente se dice, ‘dan papaya’.