El gobernador de Cundinamarca, denunció hoy la existencia de una mafia dedicada a estafar a los contribuyentes y al Departamento en el pago del impuesto de registro desde hace más de 10 años.

El Mandatario señaló que se identificaron irregularidades en la cancelación del tributo las cuales además de afectar el fisco departamental, afectan al contribuyente quien realiza el pago sin enterarse si realmente su registro fue hecho de forma legal.

En este sentido, producto de un proceso de fiscalización adelantado durante los últimos 18 meses a través de la Secretaría de Hacienda, se lograron identificar inicialmente 300 casos de boletas fiscales falsas, las cuales no fueron expedidas por el operador encargado de la atención y liquidación del impuesto de registro, lo cual representa que el fisco departamental dejara de percibir cerca de $600.000.000

Las irregularidades fueron puestas en conocimiento de la Fiscalía General de la Nación, entidad que adelanta las investigaciones penales pertinentes. Así mismo, mediante labor conjunta adelantada por el Departamento Administrativo de Seguridad – DAS con la colaboración de las Notarías y la Secretaría de Hacienda, se han identificado 78 casos de boletas fiscales que no fueron expedidas por el operador, liquidación que alcanzarían la suma de $58.478.500 que no ingresaron al Departamento.

El Gobernador declaró que esta primera etapa de fiscalización se adelantó sobre los trámites realizados durante los años 2008 y 2009, sin embargo se está trabajando en períodos anteriores que conlleva a la revisión de más de seis mil (6000) escrituras. No se descarta que al revisar los años pasados, se encuentren fraudes de miles de millones de pesos.

El fraude

González Díaz informó que producto de los hallazgos, se lograron evidenciar varias modalidades a través de las cuales se comete el ilícito, por lo cual llamó la atención de los contribuyentes para que verifiquen la legalidad de su pago dado que si se encuentran incursos en situaciones fraudulentas serán objeto de procesos fiscales.

Modalidad 1. Falsificación de la liquidación definitiva o boleta fiscal. Se presenta cuando los ciudadanos realizan el procedimiento a través de tramitadores quienes una vez tienen los documentos a registrar, realizan falsas liquidaciones y solicitan un registro fraudulento.

Modalidad 2. Fraude con cheque de gerencia. Se registra cuando una empresa (Constructora o notaría) utiliza cheques de gerencia para realizar el procedimiento y son asaltados en su buena fe. En estos casos, la persona que realiza el procedimiento utiliza dicho cheque para cancelar el impuesto de otros contribuyentes. En este caso el autor del fraude reúne las escrituras públicas necesarias que sumadas se aproximen al valor total del cheque, se liquidan, paga con el cheque de gerencia y cancela en efectivo el excedente.

El Gobernador González Díaz alertó que este fraude puede estar pasando en todo el país pues se trata de una organización criminal sofisticada y de cuello blanco.

Modalidad 3.Fraude por terceros. Se presenta en los casos en los que dado el volumen de escrituras que manejan la constructoras, éstas trabajan de forma mancomunada con las notarias. En este sistema, una tercera persona que es encargada para realizar el pago, redirecciona los documentos y falsifica las boletas fiscales con las cuales efectúa el registro, quedándose con el dinero entregado para el pago del impuesto.

Modalidad 4 . Falsificación integral de documentos. Se presenta cuando se alteran los valores en una copia de la escritura, modificando de esta forma la base gravable. Una vez se presenta la escritura ante las oficinas de registro, reciben una liquidación a partir del valor adulterado. Posterior al pago, se adultera el documento entregado (boleta fiscal) o se falsifica el mismo generando una de mayor valor con la cual procede a registrar el predio sobre la escritura original, luego aporta al comprador fotocopia de la boleta falsa y con ella se cierra el negocio. (Ejemplo: En un negocio de compra-venta donde el valor real es de $1.577.661.325, éste se modifica por $177.661.325, por lo cual el impuesto queda en $1.776,600, cuando el valor real de impuesto de registro es de $ 15.776.600. Se presenta entonces una evasión de $14.000.000).

El Gobernador anunció que con el fin de facilitar a los dueños de predios información sobre la legalidad de sus pagos, la Dirección de Rentas Departamentales ha dispuesto la línea 749 14 58, en donde se resolverán las dudas que se generen al respecto.

Acciones adelantadas

El Mandatario manifestó que desde el inicio de la Administración Departamental se han tomado medidas para reestructurar totalmente el sistema:

-Se trasladaron las ventanillas de recaudo al interior de las mismas oficinas de registro para evitar intermediarios y filmar las transacciones. Esto en convenio con la Superintendencia de Notariado y Registro.
-Cambio periódico del color de la boleta para evitar falsificaciones.
-Modernización tecnológica del sistema.
-Restricción de uso del dinero en efectivo.
-Se cambio la red bancaria y hoy es operada por Bancolombia.
-Utilización de código de barras

El Gobernador señaló que esta información está en manos de la Fiscalía General de la Nación desde el inicio de su Administración y anunció una recompensa de hasta $100 millones por información que permita desmantelar esta mafia al interior del Departamento.