Frozen, el terror de los estudiantes universitarios fue enviado a la cárcel

Por tercera vez cayó Frozen, el terror de los estudiantes universitarios en Bogotá. Tenía casa por cárcel, pero seguía delinquiendo. Fue capturado y enviado a la cárcel.

Juan Sebastián Cubillos Toledo, alias Frozen, fue detenido por primera vez en 2018 y según las autoridades, sus víctimas eran más que todo universitarios. Estuvo dos años en la cárcel y en la última etapa tenía detención domiciliaria.

Labores de policía judicial evidenciaron que el procesado habría participado en diferentes hurtos a estudiantes de distintas universidades de Bogotá. Según la investigación, los delitos habrían sido cometidos en las localidades de Usaquén y Chapinero.

Las víctimas en algunas oportunidades eran engañadas por el presunto implicado; y en otras intimidadas con armas y amenazadas con la posibilidad de hacerles daño en caso de rehusarse a entregar sus pertenencias.

Declaraciones en poder de la Fiscalía permitieron establecer que los estudiantes, al parecer, eran abordados por el procesado, quien, se cree, afirmaba ser integrante de la banda criminal La Oficina. Las víctimas eran amedrentadas con un arma de fuego y de inmediato eran despojadas de sus celulares, joyas, dinero en efectivo, tarjetas de crédito y demás objetos de valor.

Gracias a las denuncias ciudadanas y al material de prueba recaudado fue posible que la Policía Nacional capturara al procesado en la Localidad Rafael Uribe Uribe.

En desarrollo de las audiencias concentradas, Cubillos Toledo aceptó su responsabilidad en el delito de hurto calificado y agravado.

El procesado aceptó su responsabilidad en cuanto al delito de hurto calificado y agravado y fue cobijado con medida de aseguramiento en centro carcelario.

cargando...