Una diligencia de desalojo que se había programado en la mañana de ayer viernes en el sector San Fernando del barrio Santa Ana de la comuna uno, tuvo que ser suspendida debido a que la dirección consignada en proceso que se lleva por ocupación de hecho, no correspondía a la del predio al que se llegó a hacer la diligencia, el cual está ubicado en la Cr. 11 No. 7 – 25.


6-22.jpg

Cecilio Ovalle Gaitán es el propietario del mencionado predio, bien que adquirió hace aproximadamente seis años, luego de comprar el inmueble a un particular, que para el momento de la adquisición figuraba como el titular de este lugar. Aunque para Catastro, el municipio de Soacha y demás entes legales, don Cecilio es el legítimo dueño-tanto del lote como de la casa que se construyó allí, hace algunos años apareció una persona que reclama como suyo el sitio, debido a una sucesión que años atrás le habían hecho a ella y a su hermana.

Se trata de la Señora Mary Luz González de Garzón, quien asegura que hace 26 años su padre tenía la posesión de este y otro lote que también está ubicado en el sector de San Fernando, teniendo en cuenta que ambas propiedades fueron heredadas a ella y a su hermana, quien desde ese entonces ocupó los dos lotes, hasta el momento en que uno de estos fue adquirido por el posterior dueño, y más adelante por el Señor Ovalle.

“Hace seis años compré este lote, en ese momento el único dueño que apareció era el señor Efraín Aguilar Nieves, por eso adquirí este predio que está ubicado en la Cr. 11 B No. 7 – 25 sur, en el sector San Fernando del barrio Santa Ana. Según Catastro, el predio está identificado con la cédula catastral número 01 – 01 – 0627 – 0001 – 03, y como yo lo compré legalmente, en la actualidad soy el único dueño de esta propiedad. Soy el legítimo dueño porque además de todo verificamos en los planos, y nos dimos cuenta que la dirección que aparece está ubicada en la manzana I, lo que quiere decir que no corresponde al lote objeto de la disputa, que se ubica en la manzana K”, explicó Cecilio Ovalle.

Respecto a lo anterior, vale la pena mencionar que según los registros del proceso que se adelanta, el predio objeto de la demanda se encuentra ubicado en el lote número 5 de la Manzana K, mientras que la diligencia de hoy se había programado para ser realizada en el lote 11 de la Manzana I, lo cual obligó a la suspensión del procedimiento, dado que el sitio que donde se iba a hacer el lanzamiento no corresponde al que está registrado y demandado.

“Ahora debemos esperar a que las autoridades le den fin al proceso, espero que verifiquen por medio de planos, y que constaten que las direcciones coincidan, nada más. Hay documentos en los que aparezco como propietario de este lugar, en los cuales se indica la cédula catastral y la nomenclatura, certificándome a mí como único y legítimo dueño. Solicito a la Inspección de Policía que vaya a Catastro para que verifique que el único propietario soy yo”, expresó Ovalle Gaitán.

Periodismo Público.com quiso dialogar con la Señora Mary Luz González para conocer un poco más acerca de los argumentos que tienen en el marco de la demanda instaurada contra Cecilio Ovalle; sin embargo, por intermedio del Abogado de esta persona, Jairo Pinilla, la querellante se abstuvo de dar más explicaciones al respecto.

El proceso en mención inició su curso en el año 2002, han pasado algo más de 10 años sin que hasta ahora se haya resuelto algo a favor o en contra, tanto de la parte querellante como de la querellada. Ahora, después de lo sucedido, se dará traslado del caso al Director de Apoyo a la Justicia por parte del Inspector Primero de Policía, Milton Valenzuela, a fin de que en esta dependencia se decida qué va a pasar con el caso.