El pasado 3 de febrero, Fanny Burgos fue desalojada de su apartamento en el Conjunto Residencial ‘El Cedro’ del barrio León XIII, por orden del Juzgado Segundo Civil de Soacha, como consecuencia de la posesión ilegal que la señora hacía del inmueble. Hoy, tres semanas después, la señora regresó a lo que ella considera que es ‘su patrimonio’.


1-100.jpg

Al interior de cuatro paredes que generan un profundo ambiente solitario y una gran zozobra, Fanny pasa los días sin más compañía que el sonido del viento o el eco que proviene de la calle. Sus hijos están lejos, su familia también, y mientras tanto ella se aferra con convicción a ese espacio del que fue expulsada aquella tarde de viernes 3 de febrero.

“Decidí volver el pasado 9 de este mes porque considero que esta es mi casa, y porque a mí me desalojaron injusta y violentamente, me separaron de mis hijos y de mi familia, todos fuimos sometidos a varias arbitrariedades que en este momento nos impiden vernos. Lo cierto es que yo seguiré luchando porque afortunadamente he logrado recuperar mi casa, además la Constitución me ampara. Debo decir que la Administradora del conjunto se ha prestado para restringirme las visitas y me ha privado de los servicios públicos, pues desde que llegué he estado varios días sin agua y sin luz. No puedo olvidar que a quienes vienen a visitarme, si no los retienen en la portería, los interrogan como si vinieran a visitar a un delincuente, al igual que hacen con los vecinos que me ayudan con un mercado o cualquier otro auxilio, a ellos los intimidan con demandas y les impiden que me colaboren”, explicó Fanny Burgos al hablar de su situación actual después de haber regresado al apartamento en el que vive.

Y es que a propósito de lo anterior, la Sra. Burgos asegura con total seguridad que posee la propiedad del apartamento, sencillamente porque ‘lleva más de seis años allí, sin clandestinidad, perturbación o molestia alguna, resaltando además que le ha hecho mejoras al inmueble, ha pagado servicios públicos y administración, por lo que asegura, la Ley la ampara.

“En el Juzgado saben que yo he regresado, el Juez ha sido muy imparcial y está siguiendo el caso, sólo le pido que se dé el veredicto final de mi apartamento. Confío en que pueda seguir acá porque es el derecho que me he ganado, tengo un certificado de libertad y el Juez me ha dado la razón. A partir de eso seguiré en mi lucha, no me voy a dejar sacar y a nadie le voy a estregar la casa porque este es el patrimonio de mis hijos”, expresó Fanny.

Pero a pesar de la persistencia de esta mujer, las circunstancias son bastante apremiantes para ella, no sólo por la situación que vive, sino por los nuevos intentos de desalojos que ha debido enfrentar:

“Un día vinieron a las 12 am a tratar de desalojarme, para eso se prestó el Comandante de la Estación de León XIII y los ‘delincuentes’ que insisten en hacerme escándalos. Ellos dijeron que me iban a demandar y que me ‘atuviera’ a las consecuencias. Estas personas tienen sus argumentos, pero yo tengo los míos, y por nada del mundo me voy a dejar sacar de la ‘casa de mis hijos’”, concluyó.

Por ahora Fanny Burgos vive una relativa calma dentro de su apartamento, pero lo cierto es que el proceso de remate que lleva el Juzgado continúa vigente, teniendo en cuenta que hasta el momento esta persona no ha logrado mostrar una Escritura Pública o algún otro documento que certifique la posesión que asegura tener sobre el predio, por lo cual, en el momento menos pensado, seguramente tendrá que vivir otra vez el ‘drama de los habitantes sin vivienda’.