Estados Unidos y Noruega ratificaron su compromiso de ayudar con el desminado humanitario en todo el país.


Precisamente esas dos naciones lideran una iniciativa global que fue presentada en la ciudad de Nueva York y en la que se espera una millonaria recaudación de fondos, por el momento se inició con una nueva donación de 80 millones de dólares y la participación de más de 20 países de la Unión Europea.

El secretario de Estado de EE. UU., John Kerry, destacó que su país se comprometió con 36 millones adicionales y sostuvo que “el desminado va a permitir que los campesinos colombianos puedan recuperar tierras agrícolas para usos productivos y como una alternativa a la producción de hoja de coca, unas tierras que en este momento no pueden usar por la existencia de las minas”.

Así mismo, el ministro de Asuntos Exteriores de Noruega, Borge Brende, aseveró que el objetivo “es que Colombia esté libre de estos dispositivos explosivos en el año 2021” e invitó a los países que confirman la iniciativa “a trabajar para que esto sea una realidad, para poder ver los dividendos de la paz”.

El presidente Juan Manuel Santos, quien asistió al lanzamiento oficial de la iniciativa, agradeció el acompañamiento y apoyo a los países involucrados y también recordó que en el país de los 1.100 municipios que hay, 700 “tienen algún tipo de contagio de minas”.

“Lo que nos queda es un trabajo muy intenso para poder cumplir con la meta de ser un país desminado en el año 2021. Ese cometido lo vamos a cumplir y estamos poniendo todo de nuestra parte. Hace unas semanas creamos una Brigada de Desminado, que se va a convertir tal vez en la brigada más numerosa y más poderosa del mundo entero en materia de desminado: 10 mil soldados va a tener esta brigada”, añadió.

Fuente: ElColombiano.com