Cerca de 700 personas damnificadas por el invierno y residentes en el barrio Olivares de la comuna tres de Soacha, recibieron ayudas este fin se semana consistentes en kits de aseo, útiles escolares, mercados y alimentos no perecederos.


campaña-vial-cundinamarca

campaña-vial-cundinamarca

Son diez años los que lleva esta fundación trabajando por los más necesitados del país, aunque es la primera vez que realiza este tipo de campañas. Una vez el invierno comenzó a dejar víctimas, la fundación inició un trabajo de persuasión para identificar los sitios y barrios más afectados para entregar ayudas como las que recibieron los habitantes del barrio Olivares.

Según Paola Bedoya, gerente de la Fundación María Luisa de Moreno, se identificó al barrio Olivares como una de las zonas más afectadas, motivo por el cual se hizo un censo previo para verificar que realmente requerían ayudas.

“Priorizamos a estas personas que han perdido espacio dentro de sus viviendas, por eso hoy les estamos entregando estas ayudas. Es la primera vez que hacemos este tipo de campañas, pero igual estamos ayudando a los damnificados, quisimos intervenir porque son muchos los perjudicados. Esta misión humanitaria de la fundación arranca en Soacha, específicamente en el barrio Olivares, y próximamente estaremos en Mosquera”, explicó la directora.

Mónica Cruz, habitante del barrio Olivares, quien vive con su esposo, sus dos hijos y su señora madre, se mostró contenta por la jornada y agradeció los apoyos recibidos.”Ellos hicieron un censo y por eso estoy acá, me dieron un kit de aseo, cuadernos, chitos y un mercadito”.

Entre tanto Germen Tovar, residente del barrio los Olivares, y damnificado por el invierno, narró cómo su humilde vivienda se inundó y perdió parte de sus muebles. “ Pues la verdad llegué un poco tarde porque estaba terminando un trabajo, pero bueno, me dieron un mercadito y todo esto es una bendición”, finalizó.