Mediante un proceso pedagógico incluyente que gestiona la participación de entidades, gobierno y comunidad, la fundación Tejiendo Hilos de Agua y Tierra (Tehati) busca generar conciencia y conocimiento frente a “la función del árbol como elemento fundamental de los diferentes ecosistemas”, según representantes de la entidad.


Marvi Ñañez, coordinadora del programa ambiente y democracia, explicó: “La fundación Tehati tiene como objetivo principal la restauración del predio “Aguas Vivas”, cabe resaltar su importancia debido al nacimiento de la micro cuenca del río Soacha; la reforestación del sitio se llevará a cabo con la participación de la comunidad rural y urbana del municipio, quien construirá un vivero destinado a la siembra de especies nativas como base del proyecto llamado, [Los viveros, las guarderías de los árboles], puntualizó.

Dentro del plan pensado para la ejecución del proyecto se plantearon unos lineamientos que buscan concluir exitosamente la adaptación de los arboles devolviéndolos al suelo del que provienen.

Los lineamientos están pensados para ser desarrollados en cuatro etapas. Partiendo de la socialización del proyecto, tanto a participantes como instituciones, la fundación pretende lograr la mayor cantidad de recepción; posteriormente con el apoyo de los mismos se difundirán conocimientos sobre el ciclo de vida de los árboles, los cuales serán útiles para la construcción de un vivero temporal que abastecerá la reforestación del predio Aguas Vivas.

“Una vez sea instalado el vivero y esté produciendo semillas para cultivar los árboles, se especificará qué especies serán las que habitarán el predio, las cuales serán sembradas con un plan técnico que garantizará el éxito de la reforestación y la protección de estas plantas. Está programado sembrar 3000 árboles que serán apadrinados por los participantes, estableciendo un programa de [amigos guardianes]”, expuso Yesenia Quevedo, administradora ambiental de Tehati.

El proyecto se realizará con el apoyo de líderes comunales, activistas ambientales, comunidad en general, la fundación Tehati, encargada de dirigirlo y la CAR.

Diana Cruz Micán, Directora de Tehati, habló del plan técnico a desarrollar: “Es necesario resaltar que el plan técnico con el que se llevará a cabo la plantación de los árboles está enfocado a la protección natural de los más débiles, los cuales estarán ubicados en el núcleo del sembradero para ser rodeados de forma gradual por plantas más resistentes y con mayor probabilidad de propagación”, especificó.

Para finalizar, las especies que reforestarán el predio de aguas vivas, serán: Aliso, Arrayán común, Cajeto, Gaque, Ciro, Duraznillo, Laurel de cera hojiancho, Mano de oso, Mortiño y Pino Romerón. En necesario aclarar que el Pino Romerón es un árbol nativo que no pertenece al grupo de los pinos, árboles que han acabado con las fuentes hídricas del municipio; se le determina de esa manera por la similitud de su forma a la especie en mención, sin embargo no es una planta que afecte el agua del suelo.