El gobernador de Cundinamarca, Nicolás García, señaló que después de varias alternativas se decidió que la mejor opción es uno de los lotes de la Beneficencia, y que esa entidad hará parte de la alianza público – privada, sin que se pierda el objeto del legado de los predios de la entidad.

Indicó que esta semana estará el grupo de habilitación de servicios de salud de la Gobernación revisando el lote Belmira para hacer la implantación, y empezar el proceso de estructuración.

Manifestó García Bustos, que tuvo que insistirle en varias oportunidades, cada semana, al alcalde Jairo Hortúa Villalba, porque el objetivo es iniciar obras antes de finalizar el primer semestre del 2021.

Cuando se le preguntó que si había negligencia por parte del alcalde, el gobernador respondió: “Pues yo no lo llamo negligencia, pero si a mí me ofrecen la posibilidad de hacer un hospital que costará más de 200 mil millones de pesos, yo si creo que debería dedicarle mucho mas tiempo a lo que me piden para poder materializar eso“.

Y puntualizó, “Yo entiendo y respeto las dinámicas de cada administración, pero es importante entender que una obra de estas se logra con un trabajo articulado de todos, y un compromiso permanente de todos“.

Fuente: Noticias de Fusagasugá.com
Alejandro Castro Guerrero