El director del Gaula de la Policía, general Humberto Guatibonza Carreño, califico el hecho como “doloroso y triste para el país” al evidenciar que un niño de un colegio de Soacha era sometido a todo tipo de amenazas por parte de un compañero de clases, el cual le exigía el pago de cuantiosas sumas de dinero a cambio de no atentar contra su integridad física.


Según el general Guantibonza, el estudiante extorsionista le venía exigiendo un millón de pesos a su compañero con tal de no hacerle matoneo.

Las directivas del plantel educativo le avisaron a los padres del menor lo que venía ocurriendo y fue el padre del estudiante extorsionado el que puso la denuncia ante la Dirección Antisecuestro de la Policía, y reveló que las intimidaciones contra su hijo comenzaron hace dos meses en un salón del grado sexto de la institución educativa, asegurando que lo primero que el menor extorsionista le pidió fue el celular.

Posteriormente le comenzó a exigir dinero en efectivo y se pactaron varias entregas que se hacían efectivas a la hora del descanso. Según reveló el general Guantibonza, el menor extorsionado alcanzó a entregar alrededor de 500 mil pesos y varios equipos electrónicos como, MP3, MP4 y USB para evitar ser agredido.

“El papá tuvo la buena idea de denunciar el hecho, nosotros iniciamos la investigación y desafortunadamente nos tocó capturar a este menor de 12 años. Es la persona más joven que hemos capturado en la historia del Gaula”, aseguró el oficial.

El estudiante extorsionista fue puesto a órdenes de un juez, quien por tratarse de un menor de edad, lo dejó bajo la tutela de sus padres.

Finalmente, el general Guatibonza llamó la atención de los padres de familia para que estén más pendientes de sus hijos y se mostró preocupado porque en lo corrido de 2013 el Gaula ha capturado a 110 menores involucrados en casos de extorsión.