Ante las constantes lluvias que se han presentado en los municipios de Susa, Lenguazaque, Fúquene, Guachetá y Cucunubá, la gobernación de Cundinamarca determinó declarar la alerta roja en toda la provincia de Ubaté.


“Se ha declarado la alerta roja y vamos a dar de nuevo la batalla con todo. Tenemos que multiplicar bombas, estamos moviendo maquinaria, gran parte de las obras que habíamos hecho en Guachetá han sido gravemente afectadas, estamos moviendo todos nuestros recursos, Ejército, Policía, maquinaria, bombeo, paladragas y vamos a librar esta contienda a fondo”.

Así lo declaró el gobernador de Cundinamarca, Andrés González Díaz, frente a las intensas lluvias que se registran desde hace tres días en la región de Ubaté y que han iniciado nuevamente inundaciones en diversos municipios.

González Díaz, manifestó que en estos momentos hay cerca de dos mil hectáreas inundadas en el Departamento, sin embargo reiteró su compromiso de trabajar permanentemente y de apoyar a la población que ha sido reincidente en las afectaciones. “Llovió durante tres días seguidos en forma muy intensam, han comenzado inundaciones en sitios como Capellanía, Fúquene, Guachetá, Lenguazaque, Susa y hay grave riesgo en Cucunubá. También hay emergencias en Guasca y en Suesca, por lo menos hay cerca de 2 mil hectáreas afectadas, la vez pasada fueron 30 las afectadas. Arrancamos este nuevo round y vamos a dar la pelea, vamos a estar dirigiendo una acción sobre la zona de inmediato”, indicó.

De otra parte, el Mandatario Departamental señaló que se está vigilando cuidadosamente el río Bogotá. “Ya se han prendido las bombas y estamos sacando 16 metros cúbicos por segundo para llevarlos a Tominé, pero esas son las aguas que nacen en la parte alta, está lloviendo también en el páramo de Guerrero y eso podría tener un impacto que vamos a medir sobre el sector de Puente La Virgen, hacía arriba en Chía lo vamos a medir, lo tenemos bajo control pero estaremos informando”, argumentó.

De igual manera, el Mandatario señaló que no dejará solas a las personas a quienes sus terrenos se les volvieron a inundar y señaló que se continuarán las obras de bombeo. “Vamos a volver a bombear, vamos a seguir haciendo obras, no nos vamos a dejar vencer por esta situación, los vamos a apoyar y en estos tres días vamos a estar trabajando desde la zona moviendo más maquinaria, movilizando más bombeo, de manera que vamos a dar la batalla y no los vamos a dejar solos”, aseguró.