El recorrido en transporte público en horas de la mañana en las condiciones en que se encuentra la única vía de comunicación entre Soacha y Bosa tarda hoy 60 minutos (Datos de la vida real). El recorrido mucho mayor en la troncal de la Norte-Quito-Sur, que se desprende de la troncal Autopista Norte a la altura de la Calle 92 para unir con la estación Santa Isabel, en la Autopista Sur con Carrera 51, tarda 50 minutos (Datos de Transmilenio). Esto significa ni más ni menos, que en promedio ida y regreso nos obliga a sumar cuatro horas diarias a nuestra jornada laboral.


Estos tiempos de recorrido tan disimiles nos obligan a cuestionar nuevamente la urgencia de adelantar acciones de corto plazo, pues la situación está ardiente y nuestros líderes (Alcaldes, Concejales) residentes en Bogotá deben saberlo y por ello les proponemos estos paliativos, que favorecerán también a la masa que incondicionalmente los reelige.

Primera propuesta

Mejorar las condiciones de la trocha denominada “paralela a la autopista sur”, que pasa justo frente al centro comercial Mercurio; se trataría del paso de una motoniveladora que esparciera un poco de recebo o cualquier otro material de relleno sobre los huecos que se tragan los carros, luego fuera cilindrada de manera tal que se convirtiera en atractivo para los vehículos livianos que circulan sobre la autopista y contribuyen a la severidad del trancón, desviarse hacia la paralela permitiendo un mejor flujo vehicular. Pudiéramos afirmar que tal “solución” se puede implementar frente a los huecos de la vía alterna que existe a la altura de San Mateo. Como se ve, no estamos exigiendo una vía pavimentada, tan solo mejorar el estado actual para que se pueda catalogar como carreteable y que pueda ser usada adecuadamente por la gran cantidad de vehículos pequeños que por allí circulan.

Segunda propuesta

Es indispensable que se coordine con las autoridades de Policía, la presencia PERMANENTE de los Señores Agentes de Tránsito que ayudan a regular la circulación vehicular y llegado el caso a retirar a los indolentes conductores que estacionan sus vehículos sobre estas las congestionadas vías, y también que hagan respetar la restricción vehicular para los tractocamiones en hora pico.

Tercera propuesta

Lo que será la vía exclusiva del sistema Transmilenio, se usa hoy diariamente como “ciclovía” por miles de ciclistas en su traslado entre Soacha y Bosa y viceversa, pero a medida que pasan los días los vehículos atascados en el diario trancón, cada vez más están usando dicha vía para movilizarse y al final este espacio será ocupado por los vehículos. ¿Qué pasará con los ciclistas? es urgente ir reconociendo y construyendo desde ya esta alternativa de movilidad para miles de ciudadanos Soachunos. En este punto resaltamos la importancia de recuperar los andenes para uso peatonal en el tramo que estamos señalando y de otro lado recuperar para el uso de los ciclistas y peatones la denominada alameda del porvenir, otra vía de comunicación con Bogotá y que hoy está invadida de basuras y maleantes que la hacen intransitable.

[email protected]