Dos son venezolanos y uno colombiano, pero no contaron con que uno de los elementos robados tenía GPS. La Policía los ubicó y los capturó.

El robo se ejecutó al interior de Aprissapizza, en la localidad de Engativá, cuando tres delincuentes llegaron armados y asaltaron el establecimiento. Robaron a comensales y empleados.

Lo que asegura la propietaria es que el negocio asaltado estaba abierto como de costumbre. “Entran tres señores, ultrajan a todos, roban a los clientes y empleados, después toman el dinero del producido de ese día y se van”, dijo.

Pero hay un detalle que jugó en contra de los delincuentes y es que se robaron un móvil con GPS, lo que permitió ubicarlos y ser capturados por la Policía.

Lo que aseguraron los vecinos de Engativá es que la delincuencia se ha disparado de forma acelerada, pero las autoridades no hacen nada.  “Hacemos un llamado a la Policía para que esté más pendiente y haga rondas más seguido por el sector”, agregó.

El problema para los comerciantes es que intentan recuperarse de los efectos de la pandemia, pero los delincuentes no los dejan, por eso muchos han optado por trabajar solo domicilios.