Durante el recorrido se disfrutó de bailes y músicas típicas de la región, la movilización avanzó desde el hospital por el puente del águila, la plaza de mercado y terminó su recorrido en el parque principal.


La fuerza pública acompañó la marcha que se dio como conmemoración del acuerdo del Congreso Obrero Socialista de la segunda internacional en 1889 llevado a cabo en la ciudad de París, Francia, fecha que reivindica la ejecución de los mártires de Chicago ejecutados en Estados Unidos por participar en la guerra por la consecución de ocho horas laborales, huelga que inició el primero de mayo de 1886, sirvió como preámbulo y reivindicación de la lucha obrera, popular, estudiantil y campesina. En Fusagasugá se gozó de un impecable orden y un respeto admirable por parte de los movilizados y de la ciudadanía.

Durante la movilización se generó reflexión en torno al tema del Paro Agrario, de esta manera, el representante de Cundinamarca ante la MIA, Nelson Viloria, argumentó que el paro nacional agrario es responsabilidad del estado al incumplir los acuerdos pactados el año pasado y acusó al gobierno de intentar deslegitimar la participación social con engaños, mentiras e infiltraciones, también se pudo obtener una percepción general de apoyo por parte de la ciudadanía a la dinámica de movilización sin violencia y en general la plaza pública se vio llena de espíritus luchadores.

Durante el recorrido se preguntó a la ciudadanía sobre su percepción alrededor del paro agrario, las denuncias de infiltración de uno y otro lado con fines perversos, y la percepción del futuro a corto plazo en la ciudad, la región y el país. Ante estas cuestiones la gente coincidió en afirmar que el gobierno ha incumplido los acuerdos celebrados con los campesinos el año pasado, en cuanto a las infiltraciones, las opiniones están divididas y resulta curioso escuchar las acusaciones de parte y parte sobre sabotajes, apropósito del hecho un joven dijo: “Quieren deslegitimar cualquier movimiento diciendo que estas luchas están siendo impulsadas por parte de las guerrillas… nos movilizamos porque ya estamos cansados de que nos digan tanta mentira… el encuentro en que murió el compañero Juan Camilo Acosta fue provocado por los llamados ‘piras’ un movimiento de infiltración que sirve como excusa para atacar el pueblo”.

“Marchamos por la defensa del páramo Sumapaz y por el cierre de la universidad pública con el argumento de conservarla del conflicto, pero es que aquí no hay conflicto”…”Lo que viene ahora es seguir apoyando al campesino que dejará de producir y cosechar como forma de protesta”, afirmó una vocera de la UP.