Bomberos de Cundinamarca trabajan en controlar un incendio forestal de grandes magnitudes en la vereda Patrerillo, en Girardot, que ya ha consumido más de 80 hectáreas.

Por la complejidad en el terreno, los bomberos suspendieron la operación para extinguir el fuego, pero este sábado desde muy tempranas horas retomaron las labores con apoyo aéreo solicitado por el departamento.

«Se hizo necesaria la activación de todos los organismos de seguridad y de socorro del municipio, se viene haciendo las labores para solicitar apoyo aéreo», dijo el capitán Álvaro Farfán frente a la emergencia.

Por ahora, Bomberos de Cundinamarca continúa trabajando para extinguir el incendio forestal en Girardot, que ya completa más de 48 horas activo.