De nada sirve el esfuerzo de la Policía al capturar ladrones si los jueces envían a la cárcel sólo al 20% de los detenidos. La mayor parte de los delincuentes quedan libres.

La reveladora cifra la dio a conocer el director de la Policía Nacional, general Jorge Luis Vargas, quien aseguró que «el 68 % de las personas capturadas recientemente en Bogotá, que suman más de mil personas, ya están en libertad, especialmente por casos de hurto». 

Lo que reveló el general Vargas es que este año en la capital han capturado a 1.141 personas, pero muy pocos son los que están en las cárceles. De esta cifra, sólo el 20% han sido cobijados con medida restrictiva de la libertad, el 12% quedan con detención domiciliaria y el 68% fueron dejados en libertad.

  Para la Policía resulta desalentador que muchas veces se arriesga a los uniformados para detener a los delincuentes y aún teniendo pruebas, los jueces los dejan en libertad.

Lo anterior significa que la lucha contra la delincuencia se está perdiendo por culpa de los jueces porque los atracadores y ladrones son devueltos a las calles a seguir cometiendo delitos en contra de la ciudadanía.