En la casa Nueva Esperanza se atiende a diario habitantes de calle que llegan voluntariamente para recibir ropa, comida y la posibilidad de asearse. Lo más importante es que allí, esta población puede encontrar la posibilidad de rehabilitarse y encontrar mejores oportunidades para su vida.


Como una estrategia de sensibilización e integración, habitantes de calle demostraron sus destrezas en baile, canto y humor en un concurso de talento organizado por la Secretaría de Desarrollo Social de Soacha en compañía de la Fundación Primavera.

Es la primera vez que se realiza este concurso con habitantes de calle y la participación fue positiva, el canto fue la actividad que más agradó a los concursantes quienes además recibieron premiación. El evento se llevó a cabo en la Casa Nueva Esperanza ubicada en el sector conocido como ‘parque de los locos’, un proyecto de la Secretaría de Desarrollo Social del municipio en donde se trabaja para ofrecer nuevas oportunidades y combatir la discriminación de esta población que está integrada por personas que merecen respeto y apoyo para que puedan llevar nuevamente una vida en comunidad.

Una de las concursantes fue Luisa Aleida Galvis, quien lleva doce meses viviendo en la calle y presentó un canto cristiano, con su presentación logró obtener el primer puesto en el concurso de talento.

“Yo le pido a la comunidad que no nos juzgue sin conocernos, es cierto que muchos sí hacen cosas malas, pero no todos, por eso piensan que porque uno es habitante de calle todos nosotros somos ladrones o vamos a tratar mal a la gente, por eso nos menosprecian”, expresó la ganadora del concurso.

Por su parte, Diana Castellanos, Coordinadora del programa de minoría poblacionales de la Secretaria de Desarrollo Social, expresó:

“Este es un espacio en donde la administración municipal atiende diariamente a la población habitante de calle, en el marco del convenio que se tiene con la Fundación Primavera. El concurso de talentos es una actividad de cierre de este convenio tan importante y relevante, es la posibilidad de que los muchachos y muchachas habitantes de calle compartan sus fortalezas, sus talentos, habilidades y sus cualidades artísticas entre ellos mismos”,

Por último, los participantes pudieron disfrutar no solo de una mañana llena de talento sino también compartieron con alegría de un almuerzo. Se espera que el próximo año se pueda realizar nuevamente este convenio y que la administración continúe apoyando esta labor que beneficia a muchos habitantes de calle.