Sin acuerdo, así concluyó la Audiencia de Conciliación realizada entre la comunidad de este sector, la Administración Municipal y la CAR, dentro del proceso que los vecinos del barrio iniciaron contra las dos entidades en busca de que estas realicen el dragado definitivo del afluente.


Cabe recordar que en abril pasado fue interpuestas una Acción Popular en contra de los mencionados entes por la aparente negligencia que hubo a la hora de prevenir y enfrentar la emergencia invernal de julio de 2010 y cuyo propósito es lograr que tanto la Alcaldía como la Autoridad Ambiental realicen el dragado del Río Soacha y ejecuten acciones periódicas para el mantenimiento constante del mismo a fin de evitar que hechos similares vuelvan a presentarse.

Producto de esta medida, el Juzgado 43 Administrativo de Bogotá citó a las partes el pasado 12 de agosto para llevar a cabo la diligencia de conciliación y lograr un acuerdo que permitiera dar solución a la querella, dando prelación a la petición de la comunidad.

“La verdad estábamos preparados porque nuestros asesores nos habían dicho que probablemente el Municipio jamás iba a llegar a un acuerdo con nosotros, debido a que ellos buscan evadir su responsabilidad en todo momento. De acuerdo a las versiones que quedaron dentro del escrito, tanto la CAR como la Alcaldía aseguraron que ya estaban adelantando las gestiones para que no se presentaran las inundaciones ocurridas a mediados de 2010, sin embargo nosotros como demandantes enviamos un radicado a la señora Juez 43 para que por favor se solicite la documentación, la información y la verificación, en aras de determinar si es cierto que ellos ya tenían un proyecto para evitar que pasara lo que pasó. Lo que nos preguntamos todos los habitantes, es por qué si se tenían esas gestiones no se procedió a realizar el dragado, por lo tanto, creemos que sí existe responsabilidad por parte de la Administración.
Lo que buscamos es que por medio de una Sentencia Judicial se indique cada cuánto se tiene que realizar el dragado de este afluente, buscando que no vuelva a pasar lo que pasó”, explicó Luis Fernando López, Presidente de ASVIU y autor de la Acción Popular.

Teniendo en cuenta lo anterior, los vecinos solicitaron a la Juez del caso que se exija a los querellados la documentación que demuestre que en efecto ellos sí estaban haciendo las gestiones para dragar el río, dado que si no lo hacen habría repercusiones contra la Alcaldía y la CAR.

“El proceso sigue común y corriente, ellos solicitaron que el caso fuera remitido al Tribunal Administrativo de Bogotá, pero nosotros queremos que continúe como hasta ahora, pues estamos dispuestos a llevar esto hasta las últimas consecuencias, porque no sólo queremos el bien de nuestra comunidad sino el de todo el Municipio de Soacha, porque la problemática afecta a nivel general, por lo tanto serían unas 1600 familias las que se verían beneficiadas y serían reivindicadas por esos perjuicios que se han causado por la falta de planeación y las inundaciones de los últimos meses”, concluyó López.