En el barrio Quintas de la Laguna, la comunidad persiguió, atrapó y golpeó a un hombre señalado de intentar violar a una niña. Estas acciones consideradas como solidarias entre los vecinos, son respuesta a la lenta reacción de las autoridades.


Los hechos se registraron el día sábado en el barrio Quintas de la Laguna. Allí, el hombre fue señalado por una niña, quien comentó que el sujeto buscó entrar en su casa por la fuerza y posteriormente intentó violarla. Los vecinos se percataron de la situación y empezaron a perseguir al sujeto.

El acusado por la comunidad corrió y se ocultó en el humedal del Neuta, minutos después fue encontrado y sacado por un grupo de habitantes del barrio, quienes propinaron fuertes golpes al sujeto. La finalidad de la persecución era entregar el hombre a la Policía.

“No me atrevería a decir si el señor quería o no violar a la niña, lo único cierto es que la golpiza fue muy fuerte, hasta machete hubo”, expresó un residente del sector, testigo de los hechos.

“Lamentablemente la inseguridad y los problemas de nuestros barrios han creado insatisfacción, por eso los vecinos han optado por cuidarse ellos mismos tomando muchas veces las justicia por sus manos, situación que ha servido bastante a la seguridad de la zona, pues estas golpizas ya se han presentado varias veces debido a la lenta respuesta de las autoridades”, expresó un joven habitante del lugar.

“Hay una acumulación de ira e intolerancia, la gente no quiere saber nada de chirretes, gamines, viciosos y en este caso de violadores, a veces se dejan llevar de esto e inmediatamente juzgan a las personas sin saber si han cometido algo, luego las golpean y reaccionan agresivamente. Es bueno que el barrio se una para promover la seguridad, pero no que le anden pegando a cualquier persona sospechosa”, concluyó otro residente del barrio.

Fotografía enviada por Jorge Serrato.