Residentes del barrio Porvenir consideran que la inseguridad se presenta en todo el municipio, sin embargo, al quitar el CAI que estaba en el sector ha venido incrementándose en la zona.


Los habitantes del barrio Porvenir en comuna seis, expresaron con preocupación que se ha aumentado la inseguridad en la zona, los mismos residentes consideran que una de las razones por las cuales esto ha sucedido es el haber quitado el CAI que estaba en la calle 22.

“El tema de seguridad es igual en todo el municipio, muchos jóvenes se dedican a robar, ellos van en bicicleta y amenazan a las personas por denunciar. Teníamos un CAI en la calle 22, mientras permanecían los pocos policías que tenían allí, algo mejoró. Nos preocupa la cantidad de muchachos que están delinquiendo y están en el vicio”, manifestó un residente del municipio.

Por otro lado, el hecho de que el sistema Transmilenio cierre sus operaciones en Soacha en la estación San Mateo, en inmediaciones con el barrio Mariscal Sucre, uno de los límites del barrio Porvenir, hace que el fenómeno también aumente. Pues la gran población que se moviliza hacia el medio de transporte hace que sea un aspecto atractivo para los ‘amigos de lo ajeno’.

“Sabemos que el tema no es solo el barrio, es en todo el municipio, está imposible de andar. Le da a uno miedo salir muy temprano o de noche, porque atracan a pie, en moto, en bicicleta. Se ha aumentado en este barrio porque este es un desembocadero, parece un laberinto porque hay una calle en el costado de unisur y hay diferentes accesos y vías”, expresó una integrante de la JAC de Porvenir.

Sin duda, el barrio tiene una ubicación estratégica, pues a través de él existen atajos para llegar en corto tiempo a San Mateo, Ricaurte, Autopista Sur, Sabana Ciprés, Unisur, Calle 22. Lo cual preocupa a la comunidad, pues consideran que esta situación hace que en el barrio se escondan y se organicen grupos de ladrones.

La comunidad ha manifestado que se comunica con la policía, quien en ocasiones toman los datos de los residentes pero no siempre llega, otras veces, cuando van al barrio, la situación ya ha pasado y el delincuente nuevamente queda en las calles.