Esta fue una de las conclusiones de la audiencia pública realizada el pasado viernes en el teatro Sua del municipio de Soacha. En el ejercicio deliberativo se acordaron también las reglas de juego para la conformación de un Comité Ciudadano de seguimiento permanente.


camilo_prieto-2.jpgLa audiencia fue moderada por el contralor delegado para el tema de infraestructura de la Contraloría General de la República, José David Bohórquez, quien en representación de ese organismo de control se comprometió a entregar una relatoría del ejercicio deliberativo y hacer el respectivo seguimiento a cada uno de los compromisos adquiridos.

El ejercicio se centró en resolver inquietudes de la ciudadanía frente a vacíos que el proyecto mismo ha dejado desde el comienzo de la obra; sin duda la mayor molestia obedece a la demora en los trabajos, aunque se escuchó mucho inconformismo frente a la división y aislamiento de las comunas tres y cuatro por la construcción de la troncal, diseño y material a utilizar en los puentes peatonales, costos, mantenimiento vial, operación de la alimentación, empleo para los soachunos y falta de información por parte del concesionario, entre otros.

A la audiencia asistieron, entre otras personalidades, el contralor delegado para el tema de la infraestructura física, José David Bohórquez; el viceministro de transporte, David Villalba Escobar; el secretario de Infraestructura y Movilidad de Cundinamarca, Fernando Góngora; el director de vigilancia fiscal de la Auditoria General de la República, Carlos Augusto Cabrera; el interventor del Inco para la doble calzada Bogotá-Girardot, Álvaro Escalante; el subdirector de Transmilenio, Fernando Rojas; el supervisor técnico de la concesión, Diego Cuevas; el secretario de la gobernación para asuntos especiales de Soacha, Iván Mauricio Moreno; la jefa de control interno de la Secretaría de Movilidad de Bogota, Andrea Rodríguez; el alcalde José Ernesto Martínez; el personero local Fernando Escobar; el contralor municipal Jairo Castañeda; secretarios de despacho, concejales y líderes comunales.

El viceministro de transporte, David Villalba Escobar, hizo una exposición sobre el proyecto Transmilenio en Soacha teniendo en cuenta las tres fases que se trazaron inicialmente. Explicó que se trata de una troncal de 5.5 kilómetros de los cuales hay contratados 3.6, quedando pendientes 1.9 km; dijo que en la primera etapa se tiene previsto poner en operación 45 articulados y 45 busetones, padrones y colectivos para la alimentación del sistema.

Fase uno: Se extiende desde el límite con Bogotá hasta San Mateo. Consta de cuatro estaciones, una de ellas adecuada para el tema de alimentadores; esta ya se encuentra financiada y contratada.

Fase dos: Va desde la estación San Mateo hasta 3M con una extensión de 1.3 kilómetros; se construirán dos estaciones sencillas y una terminal. Aún está por contratar.

Fase tres: Comprende desde la estación Terminal de 3M hasta el sitio donde se ubicará el patio en el Altico. Su construcción está prevista para el año 2013.

Por su parte el subgerente de Transmilenio, Fernando Rojas, explicó las generalidades del proyecto e insistió en que se trata de una obra con las mismas características desarrolladas en Bogotá y otras capitales. Dijo que el ejercicio deliberativo permitió mostrar características, avances y ejecución de los recursos previstos, teniendo en cuenta que son alrededor de 200 mil millones de pesos los que se invertirán entre la nación, el departamento y el municipio.