La advertencia la hizo el sindicato de trabajadores del Hospital luego de la visita del gobernador Andrés González Díaz a las instalaciones de la institución de salud. El pasado viernes se presentó el primer cierre cuando los empleados bloquearon la entrada durante toda la mañana.


ediles-soacha

ediles-soacha

Tan pronto como se cerraron las puertas del Hospital de Fusagasugá, el director de la entidad Rodrigo Cubillos se reunió con las directivas sindicales para resolver la situación. Hacia el medio los sindicatos dieron la orden de reiniciar labores con una condición: si a las 6:00 p.m. de esa misma tarde les cancelaban los sueldos la situación se normalizaría, de lo contrario mañana lunes 24 de agosto desde las 6:00 de la mañana, se suspenderá la prestación de todos los servicios por tiempo indefinido.

Lo paradódico es que mientras en su visita el Gobernador de Cundinamarca Andrés González decía que «las nuevas instalaciones permiten brindar una mejor atención a los usuarios de la institución, se ha hecho un buen trabajo, se ha realizado una inversión pulcra y apropiada de los recursos y hoy tenemos un sector de urgencias de los mejores del país», la realidad es otra. Sus puertas se cerraron para los usuarios durante varias horas del viernes 21 de agosto y se cerrarán mañana indefinidamente si no se les cancela el sueldo a los empleados de planta y de cooperativas.

Por su parte, varios funcionarios confirmaron que en la actualidad el hospital es rentable y auto-sostenible con la venta de servicios, que el mes pasado superaron los 2 mil millones de pesos, dinero suficiente para el pago de salarios y proveedores. Algunos aseguran que existen intereses en mostrar la entidad en quiebra, para proceder a su liquidación.