Veinte años han tenido que esperar los habitantes de Altos de Cazucá para ver el comienzo de las obras que solucionarán de una vez por todas la falta de agua potable en los 27 barrios de la zona.


Giovanni-Ramírez-presidente-concejo.soacha

Giovanni-Ramírez-presidente-concejo.soacha

Hoy se inauguraron formalmente las obras que dan inicio al sueño de cerca de 70 mil habitantes, y que inicialmente beneficiarán a los barrios Santo Domingo y Luis Carlos Galán, primer sector. Esta primera etapa cubre la construcción de 3 kms de red aproximadamente, se invertirán 812 millones de pesos y se espera que en mayo de 2010 culminen los trabajos.

Una segunda fase requiere la adición de $6.000 millones por parte de la Empresa de Acueducto para extender la red a nueve barrios más, y en la última etapa del proyecto se invertirán otros 15 mil millones de pesos para ampliar los trabajos a los 16 barrios restantes y así completar los 27 que conforman toda la zona de Altos de Cazucá.

Para el alcalde Ernesto Martínez Tarquino, «Esta es una obra que la comunidad lleva esperando cerca de 25 años, va acompañada de otros beneficios para la zona como la cosntrucción de los alcantarillados de aguas lluvias y negras, la titulación y legalización, el mejoramiento de la malla vial, la extensión del servicio de gas domiciliario, la construcción de un megacolegio en la parte baja y el Soacha Cable, símbolo de la comuna cuatro».

El aporte de los recursos está a cargo de la Empresa de Acueducto de Bogotá, pero el municipio pagó los diseños e hizo la gestión pertinente para que la obra se hiciera realidad.

El costo total de la misma, proyectada a un año aproximadamente, es de $21.253 millones, y cubre la realización de la red de alcantarillado en toda la zona de Altos de Cazucá, incluyendo el territorio de los Corintos.

Según Fabiola Triviño, ingeniera de obra del Acueducto, inicialmente se instalarán redes en polietilieno, se acoplarán los accesorios respectivos y se realizarán las acometidas a cada una de las viviendas que se beneficiarán del proyecto.

Edgar Morales, Interventor de la obra en la primera etapa, dijo que la tubería a instalar es de alta densidad por las condiciones topográficas del terreno, y será necesario construir tanques en la parte alta donde se hará conectividad con Ciudad Bolívar y así distribuir el líquido a las viviendas, inicialmente de Santo Domingo y Luis Carlos Galán, etapa I.

Eduardo Guerrero, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio Santo Domingo, calificó la obra como «una bendición de Dios porque vamos a tener agua las 24 horas, los siete días a la semana». Agradeció al Acueducto y dijo que es la solución para que las familias de Cazucá dejen de padecer diariamente por la falta de suministro; explicó que actualmente hay viviendas donde el líquido llega escasamente cada mes, y un buen número de habitantes tiene que estar pendiente del carrotanque para recoger el agua y almacenarla en ollas, baldes y canecas.

Don Juan Carlos Valencia, habitante del barrio Luis Carlos Galán, se mostró complacido y concluyó diciendo: …»ya era justo que nos pusieran el aguita, imagínese usted en pleno Bogotá, en pleno siglo XXI y sin agua; estar corriendo detrás de los carrotanques, guardándola en ollas, tantiándola, eso no puede ser. Con esta obra terminamos veinte años de sequía, veinte años de humillación… Gracias a Dios».