Un gran aporte recibieron los usuarios del hospital Mario Gaitán Yanguas por parte de la Iglesia Cruzada Camino de Vida, entidad que hizo una importante gestión para donar elementos con el fin de aumentar la calidad de atención a los usuarios de la entidad.


A través de un trabajo gestionado con una comunidad de jóvenes y feligreses comprometidas, la Iglesia Cruzada Camino de Vida reunió cientos de aportes y donaciones, la cuales fueron ofrecidas al hospital Mario Gaitán Yanguas, con el fin de mejorar la comodidad de los usuarios durante su estancia en las instalaciones del ente de salud.

El capellán de la Iglesia Camino de Vida, Fernando Barón, expresó el motivo del obsequio para las instalaciones y usuarios de la entidad hospitalaria más importante de Soacha.

“Hemos hecho una gestión grande, porque creemos que nuestra misión es bendecir a nuestro prójimo. Sabemos del momento por el que están pasando muchas de las personas que aquí se encuentran hospitalizadas, por eso estamos comprometidos a mejorar su calidad de vida, desde los aportes que podamos realizar”, manifestó Barón.

Cabe resaltar que dentro de los aportes que los representantes y feligreses de la Iglesia obsequiaron al hospital, hay suficientes cobijas, sabanas e implementos básicos dirigidos al mejoramiento de la estancia de las personas hospitalizadas, así mismo hubo prioridad en el área de pediatría y materna, donde las madres y los pequeños fueron merecedores de detalles, los cuales incluían alimentos no perecederos, obsequios de entretenimiento para los pequeños y kits de aseo.

En el área de pediatría se resaltó el apoyo que recibieron las mamas, con la donación de las primeras mudas de ropa para los bebes recién nacidos, cobijas, elementos para el cuidado del bebé y decenas de pacas de pañales.

“Si bien el aporte material es un gran apoyo, el objetivo principal es inculcar en las personas un acercamiento a Dios, que les permita saber que no están solos, para que puedan encontrar tranquilidad en sí mismos y tener la fortaleza para superar las adversidades que se les presenten, pues somos conscientes que la situación de muchas de las personas aquí presentes está en una etapa difícil en la que necesitan mucho acompañamiento”, destacó Nelly González, Capellán de la Iglesia Cruzada.

Para concluir, Luis Mario Campuzano López, gerente del Hospital Mario Gaitán Yanguas, agregó:

“Quiero agradecer a la iglesia por haber pensado en todos nuestros pacientes y definitivamente este aporte mejorará en gran medida el confort de los internados y esperamos seguir trabajando en unión con ellos para mejorar la calidad de vida de los usuarios. Lo importante es ir cambiando la mentalidad de las personas y de los funcionarios de la entidad para que se apersonen de su hospital y juntos podamos trabajar con el fin de generar muchísimos más beneficios y maximizar la calidad de atención a todo aquel que la requiera”, finalizó el gerente.